Gonorrea: Sigue en aumento mundial e incurable

0
271

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que más del 60% de los países que participaron en su encuesta sobre gonorrea afirma que ha crecido la cantidad de casos en los que incluso los antibióticos más potentes ya no sirven, y por lo tanto, la enfermedad se vuelve incurable de nuevo.

En esencia, la situación con la gonorrea ha vuelto al nivel de la década de 1920 cuando no había medicamentos capaces de curar esta enfermedad de transmisión sexual.

A partir de la década de 1930, para eliminar la bacteria Neisseria gonorrhoeae eran utilizados muchísimos antibióticos, cuyo uso generalizado ha conducido a la proliferación de cepas de la dolencia resistentes a cualquier fármaco.

“El mejor momento para haber tenido gonorrea fue la década de 1980, cuando había una gran cantidad de medicamentos para tratar la enfermedad”, dijo Ramanan Laxminarayan, director del Centro de Dinámica, Economía y Política de Enfermedades en Washington DC, en una entrevista a la revista Nature.com.

Sin el tratamiento adecuado, la gonorrea en las mujeres puede aumentar el riesgo de infección por VIH, embarazo ectópico, o incluso conducir a la infertilidad.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista especializada PLoS Medicine, de momento existe una resistencia constante a los tres tipos comunes de los antibióticos prescritos para tratar la gonorrea.

La mayoría de los países participantes en la encuesta de la OMS declaró casos de resistencia a los antibióticos ciprofloxacina, azitromicina y cefalosporina.

La doctora Gwenda Hughes, médica consultora y cabeza de la división de Venereología en la organización de la Salud Pública de Inglaterra, dijo que el aumento de los casos de la gonorrea se asocia con la resistencia a los antibióticos existentes.

Lo mismo considera el doctor Magnus Unemo, cabeza del Centro de Colaboración para el Estudio de la Gonorrea de la OMS.

“Históricamente, esta bacteria ha demostrado una extraordinaria capacidad para desarrollar resistencia a todos los antimicrobianos administrados para su tratamiento. El problema ahora consiste en que estamos empezando a notar resistencia a las últimas opciones de tratamiento a nuestra disposición, es decir, a la cefalosporina”, comentó Unemo a Sputnik.

Entonces, surge la pregunta obvia de ¿cómo controlar esta enfermedad? Los científicos de la OMS creen que hace falta desarrollar nuevos medios y más eficaces para el tratamiento y prevención de la gonorrea para que la enfermedad no se propague. Se puede tratar incluso de una vacuna.

Fuente: Por Sputnik Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here