Estudio confirma que el mercurio está vinculado al autismo

0
239

Por: Alan Santana

Dos nuevos estudios realizados por equipos internacionales, entre ellos científicos egipcios, han validado el vínculo entre el autismo y el mercurio.

En un artículo [1] publicado en la revista Metabolic Brain Disease, un equipo de nueve científicos de las principales universidades egipcias y escuelas de medicina confirmó el papel causal [2] del mercurio en el inicio del autismo.

Estudios confirman el vinculo entre mercurio y autismo

Los científicos determinaron la magnitud del envenenamiento por mercurio en niños midiendo la excreción urinaria de compuestos orgánicos llamados porfirinas, que actúan como biomarcadores para la toxicidad del mercurio. Los investigadores también midieron los niveles sanguíneos de mercurio y plomo. Los investigadores encontraron una fuerte relación entre la toxicidad del mercurio y la presencia de autismo y una correlación directa entre los niveles de toxicidad del mercurio y la gravedad de los síntomas del autismo.

Los científicos estudiaron a 100 niños; 40 con trastorno del espectro autista (TEA), 40 individuos sanos y 20 hermanos sanos de niños con TEA. Los resultados mostraron que los niños con TEA tenían niveles de mercurio significativamente más altos que los niños sanos y los hermanos sanos. Los niños con los niveles más altos de mercurio presentaban los síntomas de autismo más severos.

Al menos seis estudios estadounidenses han relacionado la presencia o gravedad del autismo con la exposición al mercurio, determinada por la medición de las porfirinas urinarias. El primer estudio, completado por Heyer et al. en el 2012 [3], mostró una correlación entre la presencia de autismo y porfirinas urinarias específicas asociadas con la toxicidad del mercurio.

Ésto confirmó un estudio anterior de Kern et al. [4] donde las porfirinas específicas asociadas con la toxicidad del mercurio fueron significativamente más altas en los niños con TEA en comparación con los controles no autistas. Woods et al. [5] también vió el metabolismo desordenado de porfirina en niños autistas que no se observó en niños no autistas del grupo control. Esto de nuevo sugirió un aumento de la toxicidad del mercurio asociado con el autismo y el trastorno del espectro autista.

La gravedad del autismo también se ha correlacionado con los niveles de porfirinas específicas asociadas con la toxicidad del mercurio. Kern et al. en el 2010 [6] mostró una fuerte relación entre el nivel de severidad del autismo medido por el instrumento ATEC (Autism Treatment Evaluation Checklist) y la cantidad de porfirinas urinarias observadas en niños con TEA. Geier et al. [7] también correlacionó las porfirinas urinarias con la gravedad del autismo en un estudio ciego utilizando la escala de clasificación de autismo infantil (CARS, por sus siglas en inglés).

Este estudio fue dilucidado por Geier et al. [8] donde los niños con autismo severo mostraron porfirinas urinarias significativamente más altas asociadas con la toxicidad del mercurio en comparación con aquellos niños con autismo leve y controles no autistas. Otros biomarcadores medidos en este estudio que correlacionan la toxicidad del mercurio con la severidad del autismo incluyen la presencia de metabolitos de glutatión, cisteína y sulfato en el plasma.

En un segundo estudio [9] de Mostafa et al. publicado en Metabolic Brain Disease en junio del 2016, un equipo internacional de médicos y científicos egipcios, noruegos, saudíes y chilenos utilizó un conjunto diferente de protocolos de medición para encontrar una correlación directa entre los niveles de mercurio y el diagnóstico de autismo. Los investigadores midieron los niveles de neurocineína A y B – neuro péptidos proinflamatorios que indican la presencia de mercurio en la sangre – en 84 niños con TEA y 84 controles. Los resultados mostraron una relación lineal positiva entre los niveles de mercurio y la gravedad de los síntomas del autismo.

Muchas de las madres de niños en el primer estudio egipcio del 2016 [10] tuvieron múltiples amalgamas dentales que pueden haber contribuido a los niveles de mercurio en los niños. El estudio no examina el posible vínculo entre el autismo y el conservante de la vacuna, timerosal, que es 50% de etil mercurio en peso. Sin embargo, otros estudios indican que el etil mercurio en timerosal es 50 veces más tóxico para el tejido humano que el metilmercurio en las amalgamas y los peces [11] y al menos dos veces más persistente en el cerebro [12].

Los estudios del 2016 en Metabolic Brain Disease son sólo los últimos de una serie de importantes estudios realizados por médicos y científicos egipcios que vinculan la exposición al mercurio al autismo. Un artículo de septiembre de 2015 publicado en Behavioral Neurology [13] por un grupo de investigadores de la facultad de la Universidad Ain Shams de El Cairo y el Instituto Nacional de Estándares estudió a 100 niños autistas ya 100 niños sanos.

Los investigadores encontraron niveles significativamente altos de mercurio, plomo y aluminio en los niños autistas(probablemente a partir del consumo materno de peces, vivir cerca de estaciones de servicio y el uso de pinturas de aluminio) y concluyeron que “la exposición ambiental a estos metales tóxicos en momentos clave del desarrollo puede jugar un papel causal en el autismo”.

Un estudio de noviembre del 2014 publicado en Toxicología Ambiental y Farmacología[14] por Heba Yassa del Departamento de Medicina Forense y Toxicología Clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Assuit, examinó a 45 niños con autismo y 45 controles. Utilizando muestras de sangre y cabello, el Dr. Yassa también encontró altos niveles de plomo y mercurio entre los niños con autismo y no los controles.Usando ácido dimercaptosuccínico o DMSA como un agente quelante, el Dr. Yassa fue capaz de reducir los niveles de mercurio y plomo en sangre en los niños autistas.

Su estudio documenta disminuciones significativas en los síntomas del autismo con la disminución de los metales en la sangre de los niños. El estudio concluyó: “El plomo y el mercurio son considerados como una de las principales causas del autismo. La exposición en el medio ambiente, así como la incapacidad genética de ciertos individuos para excretar metales es responsable de los altos niveles de metales pesados. Desintoxicación por agentes quelantes tuvo un gran papel en la mejora de esos niños. “

El estudio del Dr. Yassa duplicó los resultados de numerosos trabajos y estudios de casos previamente revisados por pares. Por ejemplo, Blaucok-Busch et al. 2012 [15] y Adams et al. 2009 [16] documenta mejoras en los síntomas del autismo e incluso, la pérdida del diagnóstico de autismo después de la quelación de mercurio.

El estudio del Dr. Yassa del 2014 apoyó los hallazgos anteriores de un equipo de científicos alemanes y egipcios del gobierno y de las facultades de medicina de la universidad, según un estudio de 2012 publicado en Maedica, Journal of Clinical Medicine [17]. Los científicos estudiaron la eficacia de la terapia de quelación con DMSA en una muestra de niños árabes con trastorno del espectro autista. Ese estudio encontró que la quelación oral de DMSA en 44 niños con autismo de 3 a 9 años redujo la carga corporal de tres metales -cadmio, mercurio y plomo- y que la desintoxicación redujo sus efectos conductuales y los síntomas neurológicos del autismo.

Estos estudios egipcios de 2014 y 2012 apoyaron los hallazgos de varias otras publicaciones y estudios de casos, lo que sugiere que la quelación de metales pesados tiene un efecto terapéutico medible sobre el autismo. Otros estudios han reportado una mejoría significativa en los síntomas de los niños autistas después del tratamiento con fármacos quelantes que eliminan los metales pesados del cuerpo. En un estudio del 2002, 10 pacientes con autismo fueron tratados con un agente quelante.

Todos excepto dos de los pacientes mostraron mejoría en sus puntuaciones ATEC [18]. Un estudio realizado en el 2003 por Jeff Bradstreet comparó la excreción de mercurio después de tres días de tratamiento con el agente quelante, DMSA, y encontró que los niños con autismo excretaban tres veces la cantidad de mercurio en su orina en comparación con el grupo de control no autista [19].

Estos son sólo una muestra de los estudios pioneros de científicos egipcios, médicos e investigadores sobre la etiología del autismo. Impresionantes estudios egipcios piden una serie de preguntas para los funcionarios de salud pública y los ciudadanos estadounidenses.

Lo más destacado es: ¿por qué una sociedad caótica en una nación devastada y relativamente empobrecida produce ciencia de alta calidad sobre la etiología y los tratamientos exitosos del autismo, mientras que la ciencia sobre los desencadenantes ambientales del autismo en los Estados Unidos está estancada a pesar de que el Instituto Nacional de Salud ha gastado más de $1 mil millones (1 billón) de dólares en investigación sobre el autismo desde el 2010?

Fuente:
-http://www.ecowatch.com/mercury-linked-autism-kennedy-2116850430.html [Original]
-http://link.springer.com/article/10.1007/s11011-016-9870-6 [1]
-http://www.ecowatch.com/mercury-contamination-autism-2010239517.html [2]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22298513 [3]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20626635 [4]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20576582 [5]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20532957 [6]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20077233 [7]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18817931 [8]
-http://link.springer.com/article/10.1007/s11011-015-9784-8 [9]
-http://link.springer.com/article/10.1007/s11011-016-9870-6 [10]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23554557 [11]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16079072/ [12]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26508811 [13]
-http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1382668914002415 [14]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23400264 [15]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19852790 [16]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23400264 [17]
-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12195231 [18]
-http://library.iaomt.org/document/case-control-study-mercury-burden-children-autistic-spectrum-disorders [19]

CyAAtte: Alan Santana y La Bella Diaz
Página oficial © www.saludcasera.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here