Suspendido policía que detuvo a enfermera por análisis

0
224

SALT LAKE CITY, Utah — Una enfermera de Utah sintió un miedo atroz cuando un agente de policía la esposó y la sacó chillando de un hospital tras negarse a permitir una extracción de sangre a un paciente inconsciente.

Luego de que Alex Wubbels y sus abogados publicaron el dramático video de la detención, la fiscalía pidió que se abra una investigación penal y la policía de Salt Lake City suspendió con sueldo a al detective Jeff Payne el viernes.

“Este policía me intimidó hasta el extremo”, dijo Wubbels en una entrevista con The Associated Press. “Y nadie se lo impidió“.

El jefe de la policía y el alcalde de la ciudad se disculparon y cambiaron las políticas del departamento de acuerdo con el protocolo que Wubbels estaba siguiendo en el incidente del 26 de julio.

Wubbels, una exesquiadora que participó en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998 y 2002, dijo que aplicó los protocolos de su formación y del hospital para proteger los derechos de un paciente que no puede hablar por sí mismo.

“No se puede tomar una muestra de sangre si no se tiene una preocupación legitima por algo a analizar”, manifestó Wubbels. “Esta es la propiedad más personal que creo que tenemos, además de nuestra piel y los huesos y los órganos”.

Payne no devolvió los mensajes dejados en un número telefónico que aparecía en un listín público, y el sindicato Salt Lake Police Association no respondió a peticiones de comentarios. El departamento y una junta civil también estudian el caso.

“Me alarmé por lo que vi en el video con nuestro agente”, dijo el jefe de la policía, Mike Brown.

El video grabado por la cámara corporal de un agente muestra a Wubbels, que trabaja en la unidad de quemados, explicando con tranquilidad que no podía tomar una muestra de sangre a un paciente herido en un fatal accidente de auto, remitiéndose a un reciente cambio en la ley. Un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos de 2016 dijo que no se puede tomar una muestra de sangre a un paciente sin su consentimiento o una orden judicial.

Wubbels le dijo a Payne que el paciente tenía que permitir la extracción para determinar si estaba intoxicado o estar detenido. De otro modo, señaló, las autoridades necesitaban una orden judicial. Los agentes no tenían el documento, pero Payne insistió.

La disputa terminó con Payne diciendo: “Se terminó, está detenida” y sacándola al exterior mientras gritaba “¡No he hecho nada malo!“.

El policía llamó a su supervisor y discutió el sensible asunto de la muestra de sangre durante más de una hora con el personal del hospital, señaló la portavoz del departamento, Christina Judd.

“Esto no es una excusa. Definitivamente no le perdono lo sucedido”, dijo.

En su reporte policial, Payne detalló que agarró a Wubbels y la llevó al exterior para evitar una “escena” en la sala de urgencias. Agregó que su jefe, un teniente cuyas acciones también están siendo revisadas, le dijo que arrestase a Wubbels si seguía interfiriendo.

El detective dejó a Wubbels en un auto patrulla a elevada temperatura durante 20 minutos antes de darse cuenta de que ya se había extraído sangre al paciente como parte de su tratamiento, señaló su abogada, Karra Porter. Wubbels no fue acusada.

Por: The Associated Press

https://apnews.com/832e1103b48c4e5d867fc36f9c172222

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here