‘Como no podía hablar, empezó como a hacer rugidos’: hombre dado por muerto resucita en la morgue

0
175

Funcionarios de una cárcel de Villabona, Asturias, encontraron el domingo a un preso que parecía muerto en una de las celdas.

Gabriel Montoya, de 29 años, no tenía signos vitales constantes y dos médicos del centro penitenciario lo dieron por muerto. Se había tomado un frasco de pastillas para quitarse la vida.

Funcionarios notificaron a la familia de Montoya mientras este era trasladado a la morgue del Instituto de Medicina Legal de Oviedo, en donde le practicarían la autopsia.

“Lo primero que él recuerda es que estaba dentro de una bolsa negra. Como no podía hablar, empezó como a hacer rugidos”, le dijo al diario español El Mundo su esposa, Catia Tarancón, con quien tiene cinco hijos. “Murió y resucitó otra vez”.

En ese momento, uno de los médicos que realizará la autopsia se percató de los sonidos, abrió la bolsa y se asustó al ver que Montoya se movía.

“Mi marido se puso a llorar y sacó los brazos de la bolsa. Luego comenzaron a ponerle aparatos y medicamentos para recuperarlo”, añadió su esposa.

José Carlos Montoya, padre del preso, le dijo a El Mundo que a su hijo alcanzaron a “meterlo en el congelador” (la morgue), lo marcaron y cuando se movió e hizo sonidos lo trasladaron a un hospital de Asturias.

“Y por eso ahora mi hijo tiene tocado un poquito el riñón, de meterlo en la nevera ha cogido la enfermedad esta del frío [neumonía] y le han sacado un montón de líquido de la espalda, está completamente desfigurado, muy hinchado”, dijo.

La familia recuerda que no es la primera vez que Montoya intenta suicidarse y estudian demandar a la cárcel por darlo por muerto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here