Trump critica a los inmigrantes pero los contrata para trabajar en sus hoteles

0
204
Donald Trump, sus hijos y su esposa inauguran el hotel nuevo de la familia en Washington GARY CAMERON REUTERS

Desde que lanzó su campaña, la posición y comentarios de Donald Trump sobre inmigración han sido polémicos.

Pero mientras el Presidente condena la inmigración ilegal y elimina protecciones para algunos grupos de inmigrantes, sus empresas dependen de mano de obra extranjera, según cifras del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos.

Al menos un hotel de Trump también depende de mano de obra inmigrante o de descendientes de inmigrantes: el Trump National Doral Miami.

Durante un evento de campaña en octubre del 2016, Trump dijo que el 80 por ciento de los empleados de ese hotel son latinos, de acuerdo con un reporte de Los Angeles Times.

En el evento Trump animó a sus empleados a “decir algunas cosas buenas” sobre sus trabajos en el hotel.

“Muchos de ellos hablaron sobre sus países natales” como Cuba, Chile y Haití, según el periódico.

En la ultima década las compañías de Trump han solicitado casi 1,000 visas para trabajadores extranjeros, cientos de los cuales terminaron empleados en Mar-a-Lago Club, el lujoso hotel de la familia Trump en West Palm Beach, según un análisis de Univisión con datos del Departamento del Trabajo.

De acuerdo con un artículo del periódico Palm Beach Post publicado el 3 de noviembre, las compañías de Trump obtuvieron permiso para contratar a 70 meseros, cocineros y empleados de limpieza para Mar-a-Lago Club para la temporada turística 2017-2018. La empresa paga a los cocineros $13.34 la hora, a los meseros $11.88 y los empleados de limpieza $10.33 la hora, según reportó el periódico.

Los empleados que contrata Mar-a-Lago son mayormente de Rumanía, según reportó el New York Times en febrero del 2016, también basándose en registros públicos del gobierno federal.

El jueves, el presidente Trump supuestamente hizo nuevos comentarios denigrantes sobre comunidades inmigrantes. Según un reporte de The Washington Post, Trump llamó a Haití, El Salvador y naciones de África “Países de mierda”.

El viernes por la mañana el Presidente, a través de Twitter, negó que haya utilizado esas palabras durante una reunión sobre inmigración con legisladores. Al menos uno de los legisladores presentes en la reunión, el senador demócrata de Ilinois Richard Durbin, dijo que los reportes de los medios de la frase usada por Trump “son correctos”.

Trump ha dicho en reportajes previos, incluyendo al New York Times, que contrata a extranjeros porque “es muy difícil” conseguir “gente calificada” para limpiar, trabajar en la cocina o servir en los restaurantes de sus hoteles.

Sin embargo, la agencia local de empleos de Palm Beach insiste en que la compañía de Trump casi nunca recurre a ellos para buscar empleados, a pesar de que tienen personas que desean el trabajo.

Tom Veenstra, vocero de esa agencia, dijo al Palm Beach Post: “Mientras que Mar-a-Lago solicita al gobierno federal docenas de visas [para trabajadores extranjeros] cada temporada turística, el club privado pocas veces solicita a CareerSource ayuda buscando empleados”. En el 2015, el hotel apenas hizo una petición para un mesero para banquetes.

La práctica de contratar trabajadores con visa temporal (H-2B) es común en la industria turística y hoteles vecinos de Mar-a-Lago en Palm Beach también dependen fuertemente de empleados extranjeros temporales. Sin embargo el Presidente ha denunciado públicamente a compañías estadounidenses que han mudado sus fábricas a México y otros países y ha insistido en priorizar a los trabajadores americanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here