Desde tu pasión

0
372
Verónica González, M. Ed. Blog Siembra La Buena Semilla

Por: Verónica González (Blog Siembra la Buena Semilla)

Cuando pensamos en pasión, salta a nuestra mente las cosas que nos gusta hacer, sin embargo no es solo que nos gusta, sino que lo disfrutamos y no importa dónde nos encontremos, lo hacemos con intensidad y con alegría. Desde tu pasión puedes hacer tantas y tantas cosas, pero sobretodo puedes impactar tantas vidas. Vivir con pasión es vivir con intención, es echarle todas las ganas a lo que se hace.

Los apasionados de la vida, no solo aprovechan las oportunidades, ellos crean las oportunidades. Cuando vives desde la pasión, eres un emprendedor innato, eres valiente, atrevido y soñador. Pero un soñador que trabaja por eso que sueña, que se acuesta con un sueño y se despierta para hacerlo realidad. Los que viven desde la pasión, esperan el momento estratégico para lanzarse, ponderan un plan y accionan por eso que quieren alcanzar.

Los apasionados de la vida, ríen y lloran pero no se detienen, caminan y se caen pero se levantan y prosiguen. Desde la pasión aunque el camino sea difícil, caminas hasta recorrerlo. Para los apasionados, el NO no les pertenece, no es una opción para ellos. Desde la pasión, te das cuenta que lo que planificaste hace mucho tiempo, lo estás logrando gracias a la disciplina y perseverancia.

“Los apasionados no permiten que una caída se convierta en un fracaso”

Si algo te causa motivación, desde la pasión dirígete hacia eso. Los apasionados como tú y como yo somos tan necesarios en una cultura de conformismo, somos piezas claves para transmitir un mensaje de cambio y transformación. Los apasionados ven oportunidades donde otros ven desafíos, ven retos en donde otros ven obstáculos, ven esperanza donde otros ven capítulos cerrados.

¿Cuántos hoy toman unos minutos para hacer el ejercicio de gente desde la pasión?

  • Piensa en grande: establece la meta del día.
  • Habla diferente: si hablan de fracaso, habla de éxito, si hablan negativo, habla positivo.
  • Aprende algo nuevo: aprende una palabra de vocabulario del tema que te apasiona.
  • Guarda un poco de dinero: para tus metas futuras.
  • Dile Sí a los retos: si te invitan a hablarle a un grupo, si te ofrecen una oportunidad de empleo atractiva, no desperdicies oportunidades de crecimiento.

Si haces este ejercicio desde la pasión, te empoderarás y podrás ver opciones que le añadan un toque especial a lo que haces. Vivir con pasión, con entusiasmo y con optimismo, incrementa los niveles de motivación y al final impacta sustancialmente tu ejecución y desempeño.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Verónica González Montañez (LinkedIn y YouTube)

Verónica González (Spreaker)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here