FEMA contrató por $156 millones a Tiffany Brown para alimentar a los puertorriqueños

0
146

La misión de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) estadounidense era clara: el huracán María había devastado a Puerto Rico y la gente hambrienta necesitaba alimentos. Se requerían 30 millones de comidas preparadas tan pronto como fuera posible.

Para ello, FEMA contrató a Tiffany Brown, emprendedora de Atlanta sin experiencia en temas de ayuda post-desastre a gran escala y que en el pasado había sido parte de cinco contratos gubernamentales cancelados. La agencia le dio 156 millones de dólares para cumplir con la tarea y Brown, única dueña y única empleada de su empresa, Tribute Contracting LLC, buscó algo de apoyo.

Contrató a una proveedora de comidas para boda en Atlanta con once empleados para congelar arroz con hongos, arroz con pollo y sopa de vegetales. Halló a una organización sin fines de lucro en Texas que había enviado alimentos fuera y dentro de Estados Unidos.

Pero para cuando debía entregar 18,5 millones de comidas, Tribute solo dio 50,000. Y los inspectores de FEMA descubrieron un problema: pese a que el contrato especificaba que la comida debía incluir algo para calentarla, los alimentos de Tribute estaban empaquetados por separado de las bolsas de calentamiento instantáneo.

“No envíes ningún otro alimento. El contrato está terminado”, le escribió Carolyn Ward, la funcionaria de contrataciones que supervisó el acuerdo con Tribute, a Brown el 19 de octubre en un correo electrónico que Brown mostró a The New York Times. “Esta es una pesadilla logística”.

A cuatro meses de que el huracán María azotara Puerto Rico comienza a quedar claro una imagen de cómo fueron otorgados los contratos en los primeros días de la crisis. Y casos como el de Tribute han llevado a legisladores a preguntarse qué tan bien manejó el desastre la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

El 6 de febrero los demócratas de la Comisión de Rendición de Cuentas de la Cámara de Representantes —que ha investigado el contrato a Tribute— le pidió al presidente del comité que solicitara a FEMA todos los documentos relacionados con el acuerdo. Los legisladores temen que la agencia no está previendo a posibles contratistas que podrían ayudar durante y después de un desastre por lo que termina apurándose para entregar contratos multimillonarios en medio de la crisis.

En noviembre, The Associated Press ya había revelado que FEMA dio más de 30 millones de dólares en contratos para carpas de emergencia a una empresa que nunca las entregó.

Continue reading the main storyFoto

Una caja de alimentos repartida por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias estadounidense Crédito: Erika P. Rodríguez para The New York Times

 

FEMA insiste en que ningún puertorriqueño se quedó sin comer como resultado del contrato fallido con Tribute pues dependieron también de otras fuentes de suministro, según William Booher, un portavoz de la agencia.

Pero no cabe duda de que inmediatamente después del huracán los puertorriqueños batallaron por tener acceso a alimentos. La tormenta dejó sin acceso portuario a una nación que importa el 85 por ciento de su suministro alimentario, las granjas fueron diezmadas, los supermercados se quedaron sin electricidad y sin el diésel para hacer funcionar los generadores. Las tiendas que sí abrieron gracias a generadores no podían ofrecer mucho con anaqueles casi vacíos.

Los habitantes de Puerto Rico entonces dependían mucho de la ayuda de emergencia enviada por FEMA. El 3 de octubre la agencia le dio uno de los mayores contratos para alimentos a Tribute: la empresa entregaría 30 millones de comidas a 5,10 dólares cada una.

Después de que quedó claro que no serían entregados los alimentos requeridos, FEMA puso fin al contrato, aunque Brown presentó un recurso legal y apeló el 22 de diciembre con el argumento de que la razón verdadera por la que la agencia había cancelado el acuerdo era porque el empaque de los calentadores de comida era separado de lo demás y no porque los alimentos pactados se entregaron tarde.

Brown alega que la agencia nunca especificó que los calentadores y la comida tenían que ir juntos y busca una liquidación de 70 millones de dólares en parte porque los negocios que subcontrató también la quieren demandar por violar el contrato que tuvo con ellos. Cooking with a Star LLC, la proveedora de Atlanta, dice que tiene 75.000 comidas ya preparadas que ahora están en un almacén.

FEMA dijo en un comunicado que continúa entregando comidas a los puertorriqueños.

Tribute ya había recibido una decena de contratos gubernamentales desde 2013, aunque luego fueron cancelados en por lo menos cinco ocasiones.

Cuatro eran contratos para el sistema penitenciario federal cuando se descubrió que Tribute no entregó productos alimentarios a varias instalaciones. Una quinta cancelación fue por tres mil bolsas a la Government Publishing Office (oficina de publicaciones e impresiones) pues Tribute no imprimió, como acordado, el logo de la marina estadounidense en ambos lados.

Como resultado de este último caso, la oficina prohibió que se dieran contratos de más de 35.000 dólares a Tribute hasta enero de 2019, aunque eso era solo para ese organismo y no aplicable para otras agencias del gobierno.

Brown dijo en entrevista que los contratos cancelados para el sistema penitenciario fueron debido a problemas con sus proveedores y que el tema de las bolsas podría haberlo disputado pero que no podía costear hacerlo en ese momento.

Indicó que está segura de que podría haber entregado las 30 millones de comidas empacadas pero que para ello necesitaba un plazo hasta el 7 de noviembre, dos semanas después de la fecha límite que había establecido FEMA para la licitación. Es posible que ni siquiera hubiera cumplido con esa fecha posterior en vista del ritmo de entregas de Tribute hasta el momento en el que fue cancelado en contrato.

“Probablemente se lo deberían haber dado a alguien más, pero supongo que no lo hicieron porque fue el tercer huracán” después de Harvey e Irma, dijo Brown. “Querían cumplir con las órdenes tan bien como pudieran”.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2018/02/06/puerto-rico-huracan-comidas-fema/?smid=tw-espanol&smtyp=cur

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here