Se restablece el servicio eléctrico tras apagón en varios municipios de Puerto Rico

0
95

SAN JUAN, Puerto Rico — Funcionarios de la Autoridad de Energía Eléctrica en Puerto Rico aseguraron el lunes haber restablecido el suministro eléctrico a la mayoría de usuarios afectados por un apagón durante la noche después de un incendio y una explosión en una subestación. Lo sucedido significó un revés que se agregó a la lucha de la isla para recuperarse de los estragos ocasionados hace meses por el huracán María y de años de deteriorada infraestructura.

Dos plantas de energía que se desconectaron por el fuego quedaron reparadas al amanecer del lunes y los trabajadores todavía trataban de reparar dos subestaciones, dijo el portavoz de la compañía Geraldo Quiñones a The Associated Press. La electricidad ya regresó al hospital público más grande y al principal aeropuerto internacional de Puerto Rico.

El funcionario reconoció que no podía decir cuántos clientes permanecen sin electricidad como resultado del corte del domingo, que afectó a la región norte de la isla.

 

 

 

 

 

 

 

“Se espera que durante el día de hoy se siga trabajando para normalizar el servicio”, indicó Quiñones y agregó que las autoridades están investigando la causa del incendio.

El dirigente sindical Ángel Figueroa dijo en una entrevista telefónica que un interruptor normalmente habría evitado el incidente, pero consideró demasiado pronto para decir si el problema se debió a fallas mecánicas o falta de mantenimiento en medio de una recesión de 11 años.

“Es muy raro lo que ocurrió”, señaló.

Justo González, el director ejecutivo de la compañía eléctrica, indicó en un comunicado que reemplazar el equipo dañado tardaría hasta 10 días y tendría un costo de 150.000 dólares, pero destacó que ningún usuario se vería afectado por las reparaciones en curso.

El apagón se suma a los problemas de una isla que continúa batallando con restaurar la electricidad en todo el territorio más de cinco meses después de que el huracán María ocasionara el apagón más grande en la historia de Estados Unidos. Más de 400.000 clientes siguen sin luz luego de que el huracán de categoría 4 destruyera dos tercios del sistema de distribución y causara daños de un estimado de hasta 94.000 millones de dólares.

La explosión también sacó a relucir los desafíos que presenta el restaurar la red eléctrica que estaba en mal estado incluso antes del paso del huracán.

En muchos casos, los trabajadores reparan equipos que desde hace tiempo tendrían que haber sido remplazados pero continuaron funcionando como consecuencia de la crisis financiera de la autoridad eléctrica. La compañía eléctrica estatal vale unos 4.000 millones de dólares, tiene una deuda de 9.000 millones y ha sido ampliamente criticada por ineficiencia y por patronazgo político. También ha sufrido varios apagones, incluido uno en toda la isla en septiembre de 2016.

El gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló anunció el mes pasado que tiene planeado privatizar la compañía, la cual depende de una infraestructura tres veces más vieja que el promedio de la industria. Sería la restructuración más grande de una entidad en la historia de Estados Unidos.

Una semana después del anuncio del gobernador, una junta federal de control que supervisa las finanzas de la isla pidió a un juez que autorizara un préstamo de hasta 1.300 millones de dólares para que la compañía eléctrica pudiera seguir funcionando. La junta dijo que la compañía podía ver una pérdida de ingresos de unos 1.200 millones de dólares en los primeros seis meses luego del paso del huracán María.

El presidente de la junta José Carrión dijo el mismo lunes en una cumbre de inversión en Puerto Rico que la compañía eléctrica había sido quebrada por los administradores y abusada por la corrupción. Añadió que una privatización es necesaria, incluso cuando la energía ya esté totalmente restablecida.

“Las mismas ineficiencias que han sumido la utilidad por décadas continúan”, dijo Carrión y puntualizó que “de todas las realidades con las que (los huracanes) Irma y María nos enfrentaron, sin lugar a dudas la más evidente es que el sistema de energía de Puerto Rico no funciona”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here