¿Que significa “RR”?

0
6441

Por: José “Cheito” Rivera Madera (Asesor Político y Legislativo)

De todos los problemas que tiene Puerto Rico hoy, uno de los más conflictivos lo es el problema de credibilidad que confrontamos. El Congreso no nos cree, el país no le cree al gobierno y la confianza en las instituciones se ha ido perdiendo gradualmente debido a situaciones que inevitablemente ponen en cuestionamiento la verticalidad de estas.

El ejemplo más reciente, el escándalo del Juez Rafael Ramos junto a funcionarios del Gobierno de Ricardo Rosselló, nos enfrenta a una realidad incierta que ha desatado una guerra entre los que queremos que se condene el mal y los que prefieren acusar o desacreditar a las personan que lo condenan. Hoy es la institución llamada a velar la pulcritud de los procesos electorales la que está, junto a un juez, en el banquillo de los acusados y les acompaña un partido político que no está ajeno a estas controversias: El Partido Nuevo Progresista.

En los años treinta, Puerto Rico estaba lleno de historias sobre como el Partido Republicano hacia lo imposible para que los campesinos y trabajadores de haciendas de café y caña no fueran a votar en las elecciones. Desde pagos de 25 centavos hasta cuentos de encierros en graneros para evitar que fueran a votar, estas historias fueron pasando generaciones hasta grabarse en la memoria de la historia política puertorriqueña. Se evitaba la expresión genuina de la voluntad del elector  para proteger los grandes intereses de la época y continuar con el abuso y explotación de nuestros jíbaros puertorriqueños.

Un buen día del año 1938, el día de “La Gran Aurora” todo cambió al contarse los votos de cada elector ejercido en el marco de la democracia libre que dio paso a un período de cambios y de autodeterminación, al menos sobre nuestros gobernantes. En los años ochenta, todos recordaremos las acusaciones de papeletas y urnas flotando en un río en Bayamón y el sonado caso de “Valencia”, que terminó con un tribunal dictando una salomónica determinación de un gobierno compartido adjudicándole a Carlos Romero Barceló una cuestionable y extraña victoria en esas elecciones. Esa es la historia.

Hoy el país ve como ese mismo partido, mediante el uso de una red social, creó un esquema para utilizar a un juez (al menos eso sabemos hoy) para influenciar  una elección e inclinar la balanza en decisiones que afectaban el resultado electoral. Utilizando un “chat” se daban instrucciones de como dilucidar controversias en la junta local de la CEE de Moca y de trabajos de proselitismo y campaña. Dicho grupo lo componían personas que hoy son miembros en importantes cargos de esta administración. Se menciona al Secretario de la Gobernación, la Sub Secretaria de la Gobernación, el Juez Ramos que luego fue nombrado Presidente de la CEE y tuvo que renunciar y un misterioso personaje identificado como “RR” que tiene a toda Fortaleza temblando y que al parecer es el centro de la conversación.

Lo que resulta increíble es que luego de las revelaciones del escándalo y de que el Departamento de Justicia decidiera comenzar a investigar, se cita a declarar a la persona que dio la voz de alerta y no a los actores! Se trata de amedrentar  y amenazar al Senador Aníbal José Torres que fue quien en el descargue de sus oficios legislativos, denunció la ilegalidad cometida y le piden que revele quien le dio la información. Incluso la Secretaria de Justicia, en tono amenazante le dice a la prensa que el Senador Torres debería reconsiderar su postura de no revelar quien es su fuente. Quieren matar al mensajero y obviar el mensaje. El spin de esta administración sobre lo que todas luces es un delito cuya violación también es federal, es que esa información no debió ser divulgada… no le es importante, al menos hasta ahora, la barbaridad cometida. Todo esto me trae a la mente el sonado caso del Cerro Maravilla donde Justicia, Jueces y Fiscales con toda la protección del gobierno, trataron de desviar la investigación hasta que afloró la verdad.

Yo no soy abogado pero creo que con el Senador Torres invocar la inmunidad legislativa, el Departamento de Justicia debe desistir de presionar indebidamente a un funcionario responsable y que hizo lo que tenía que hacer.

Esta acción es sin duda un disuasivo para aquellos que quieren hacer el bien y denunciar lo que está mal. En tiempos donde la ayuda ciudadana es tan importante  y que para ampliar las vías de cooperación  existen líneas anónimas de la Policía de Puerto Rico, Departamento de la Familia y el FBI para advertir sobre la comisión de delitos, se crea la duda sobre, si luego de denunciar algún crimen, no los obligaran a revelar su identidad si el acusado es alguien prominente o de un partido político en específico.

Se preguntarán si estarán haciendo bien en denunciar la injusticia o se estarían infligiendo daño personal y exponiéndose a acusaciones. Con estas acciones lo único que se logra es desanimar al pueblo a participar del mejoramiento de su entorno social. Si la decisión de las autoridades es perseguir a quienes tienen la valentía de denunciar lo que está mal alimentan la desconfianza en las ya laceradas instituciones.

La acusación hecha es importante. En un Puerto Rico donde la sociedad cada vez es más apática a los partidos tradicionales y a la política en general, el que se eche sombra sobre la pulcritud del proceso electoral va a contribuir al abstencionismo  y relevaría de importancia al ejercicio electoral. Más aún si son miembros de la Judicatura quienes se prestan para cometer  fraude y favorecer a una parte o a consultar sus decisiones con directivos de cualquier partido político.

No puede existir la duda de nuestra seguridad personal o privación de nuestra libertad al ser responsable y decir lo que está mal. Luego de ver las reacciones de Fortaleza y del Departamento de Justicia la pregunta que debemos hacernos no es, quien es el RR de la conversación? la pregunta que debemos hacernos es, que significa el RR de la conversación? Significa inmunidad total ante la posible comisión de un delito?  Significa utilizar el Departamento de Justicia para perseguir a quienes denuncian lo que está mal? Ya pronto veremos lo que significa y cuan dispuestas están las autoridades pertinentes en asumir su responsabilidad y procesar a los involucrados. Decía San Agustín: “La verdad es como un león, no tienes que defenderla. Déjala libre y se defenderá por sí misma”. El país observa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here