Espiar celular de su esposa le costó divorcio millonario a consultor en Brooklyn

0
162
El juez comentó que el castigo fue una señal para que otros cónyuges no violen la privacidad de sus parejas

Un hombre en Brooklyn Heights tuvo que recunciar por orden judicial a cualquier compensación en la fortuna de su esposa por haber espiado su teléfono durante el proceso de divorcio.

Crocker Coulson perdió derecho a todo reclamo en la fortuna de su millonaria esposa, heredera de un ex presidente de la mayor tabacalera del mundo, por haber intervenido su teléfono celular con un software de $ 50 dólares que le permitía grabar conversaciones confidenciales que la mujer sostenía con su abogado y psicólogo, usando esa información para sacar ventaja en el proceso de divorcio.

Coulson espió el teléfono de su esposa entre seis y 59 veces al día en 2014, cuando solicitó el divorcio. Desde entonces la ex pareja ha estado discutiendo en la corte, acumulando más de $ 2 millones de dólares en honorarios legales.

Jeffrey Sunshine, juez de la Corte Suprema de Brooklyn, emitió el “drástico” castigo debido a la “conducta contumaz, sin precedentes” del Coulson, consultor de inversiones educado en Yale.

Sunshine agregó que el castigo fue una señal para que otros cónyuges no violen la confidencialidad entre abogado-cliente y médico-paciente.

Con el dictamen del juez, la parte financiera del caso de divorcio ha terminado: Coulson no recibirá pensión alimenticia ni ninguno de sus bienes. Sin embargo todavía puede solicitar la manutención de los hijos gemelos de la pareja y está a la espera de una decisión sobre la custodia.

Coulson, de 53 años, se casó en 2008 con Anne Resnik, hija del ex presidente de Philip Morris USA, el químico Frank E. Resnik,  fallecido en 1995.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here