Este crucero no tiene casino, ni toboganes gigantes, ni karaoke y tampoco niños

0
127

Por lo general es el crucero más grande el que acapara la atención en las noticias, los que pueden llevar la población entera de una pequeña ciudad, los que cuentan con más restaurantes que Ocean Drive, y que ofrecen las mayores y más atractivas aventuras en alta mar.

Pero una clase de barcos más pequeños está poniéndose de moda, barcos con un ambiente más íntimo, que pueden accesar puertos que los demás barcos enormes no pueden y que no ofrecen ni espectáculos de Broadway ni toboganes gigantes de agua. Es solo un pequeño grupo dentro del mercado de los cruceros, pero que está creciendo.

Viking Cruises, que se conoce entre los norteamericanos por los cruceros que hacen en Europa, ha traído a los Estados Unidos este tipo de barcos. Con 745 pies de largo, cuenta con nueve cubiertas y puede llevar hasta 930 pasajeros.

Viking lanzó el primer barco de este tipo en el 2015 y acutalmente cuenta con cuatro en la flota, y esperan tener más. En noviembre añadieron barcos que salen de Miami; el último de la temporada, el Viking Sky saldrá del Puerto de Miami el domingo 4 de febrero. La línea regresará en noviembre. Aunque ninguno de ellos se quedará mucho tiempo, tres barcos de Viking saldrán de Miami en algún momento del 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi primera experiencia con los cruceros Viking para esta reseña fue abordo del nuevo barco de la línea, Viking Sun. El azafato, Muhammad, fue quien me explicó de todas las amenidades a las que tendría acceso. Me enseñó cómo utilizar la máquina de hacer café, las cortinas eléctricas, las luces para leer en la cabecera de la cama, el calentador del suelo en el baño. Me dijo también que el aire acondicionado dejaría de funcionar si dejaba la puerta del balcón abierta.

Más tarde me asomé al balcón de mi camarote y vi como otros cruceros partían del puerto. Cuando el Viking Sun salió del puerto de Miami hacia la costa sur de Cuba, ya se había puesto el sol.

Para aquellos que ya han viajado en esta línea de cruceros por el río, un viaje por el mar le resultará familiar. Aunque el barco lleva cinco veces más pasajeros que los que lleva en un crucero por el río, cuenta con el mismo estilo arquitectónico, y el mismo espacio abierto. El entretenimiento nocturno es en pequeña escala y nada escandaloso. No hay noches formales. La edad media de los pasajeros es 65 años, han viajado bastante, hablan inglés y están cómodos económicamente. La hora de acostarse es temprano.

Hay seis tamaños de camarotes, desde 270 a 1,448 pies cuadrados y todos cuentan con balcón. A diferencia de otras líneas de crucero, todos los barcos de Viking son iguales y caen en la categoría de premiun o de lujo – por lo general tienen tarifas más caras, más espacio y mozos por pasajero que el Princess, Holland America o Celebrity pero menos que Seabourn o Regent Seven Seas. Una excusión a tierra –generalmente a la ciudad–está incluido en el precio; otras excursiones están disponibles por una tarifa extra. Vino y cerveza están incluidos en el precio de la cena, pero los tragos en el bar hay que pagarlos. Ninguna de las opciones de cena tiene un costo extra.

El Viking ofrece conferencias, excursiones gratis a tierra y menús inspirados en los destinos a los que se dirigen.

Una de las palabras que no se escuchan en la descripción de estos cruceros es escandalosos. No hay casinos, por lo tanto no hay máquinas tragamonedas haciendo ruido, y tampoco personas dando gritos alrededor de la ruleta. La competencia de trivia es calmada. No hay juegos ni competencias escandalosas alrededor de la piscina, no hay un bar de kareoke y estos cruceros no admiten pasajeros menores de 18 años.

“La mayoría de nuestros pasajeros en las excursiones de río también hacían viajes en crucero por mar y estaban muy insatisfechos” dijo Richard Marnell, vicepresidente senior de marketing. “Diseñamos la experiencia de mar con ellos en mente. Lo que no nos imaginamos es que les gustara tanto como les gusta. No pensamos que íbamos a construir tantos barcos”.

VikingSun lifeboat

Además de los cuatro barcos que están funcionando en el mar, Viking tiene dos más bajo construcción: uno que será entregado en junio y el otro en el 2019, además de dos más que ya están pedidos, y opciones para dos mas.

El mercado al que está dirigido Viking es los que hablan inglés, dijo Marbell, y 85 por ciento de sus clientes son de los Estados Unidos. La mayoría son personas mayores que ya conocen la línea.

“Queremos pensar que el silencio y la tranquilidad son el nuevo lujo y que podemos ofrecerlo al tener solo adultos abordo”, dijo Marnell.

Descirpción de lo que ofrece un crucero de Viking:

CAMAROTES

Los cruceros por mar de Viking tienen 465 camarotes en seis categorías, desde los que tienen balcón o balcón deluxe y que comienzan en 270 pies cuadrados al camarote del dueño que es de 1,448 pies cuadrados (inlcuyendo el balcón). La mayoría de los camarotes –272– cuentan con balcones deluxe. Todos tienen una sola habitación con una cama king o dos camas twin.

Viking Deluxe Veranda

Los camarotes están bien diseñados, tienen un buen espacio para guardar la ropa y los muebles son de una línea simple y elegante. Cada habitación tiene un televisor de 42 pulgadas, Wi-Fi gratis, una nevera pequeña, caja de seguridad y servicio de 24 horas a las habitaciones.

También cuentan con 42 camarotes básicos con balcón, del mismo tamaño que los deluxe pero con menos comodidades; 104 penthouse verandas de 338 pies cuadrados; 32 penthouse junior suites de 405 pies cuadrados; y 14 explorer suites de al menos 757 pies cuadrados.

CENA

Por lo menos cené una vez en cada lugar, y en cada uno de ellos el menú estuvo bien pensado y preparado. La mayoría de los restaurantes cierran a las 9 p.m. Entre la medianoche y las 6:30 a.m. el servicio a las habitaciones es la única otra opción.

El World Cafe está una de las cubiertas cerca de la piscina con muchas ventanas iasí como un área al aire libre llamada Aquavit Terrace que está en la popa del barco (la parte de atrás).

Manfredi’s es el restaurante italiano que cuenta con un menú variado, desde la cocina clásica italiana como ensalada capresse, osso buco o fetuchini carbonara, hasta Bistecca Fiorentina. Se necesita reservación aunque si hay mesas disponibles puede cenar en él.

Otros lugares donde comer: El Pool Grill cuenta con la clásica selección de hamburguesas y otros sándwiches calientes y un pequeño surtido de ensaladas. Mamsen’s, localizado en el Explorers Lounge tiene una selección de sándwiches noruegos, sopas y postres. En el Wintergarden se sirve té en las tardes junto con un pequeño surtido de pastelería.

ESPACIOS COMUNES

En el Viking Sun nunca se pierden de vista sus raíces nórdicas. Están en todos los detalles, desde el arte de Edvard Munch, el pintor noruego, bajo las escaleras como jardín de rocas, liquen y otros materiales naturales d enoruega hasta un barril de roble de aquavit, licor que según la tradición debe llevarse en los barcos que cruzan la línea del Ecuador. También tienen un pequeño museo vikingo y un dibujo en una alfombra de un barco vikingo, motivo que se repite en otros lugares del barco.

En el centro del barco está la “sala”, un atrio de tres pisos con una colección de libros, juegos de mesa y juegos digitales, también cuenta con un bar en donde se sirve café y muffins. Un trío ameniza el lugar con música clásica al igual que en otros días un pianista y un guitarrista.

Uno de mis lugares favoritos es el Explorer’s Lounge en los Decks 7 y 8 en la proa del barco, desde donde los pasajeros pueden disfrutar del curso del barco a través de los ventanales del lugar.

Viking Explorers_Lounge

ENTRETENIMIENTO

El barco cuenta con dos piscinas. La piscina central tiene un techo que se retira y espacios abiertos con sillas para tomar el sol, o la sombra, según desee. Una piscina más pequeña, con un borde infinito se encuentra en la popa del barco, en la Aquavit Terrace frente al World Cafe.

VikingSun infinity pool

La cubierta para deportes cuenta con mini golf y shuffleboard entre otros.

SPA Y GIMNASIO

En caso de que no se hubiera dado cuenta de las raíces nórdicas del barco, va a ser difícil no verlas en el spa. La suite termal es un ejemplo de los tratamientos de agua fría/caliente (o caliente/fría) noruegos con un grotto nevado y una piscina de agua salada templada; también hay saunas secos y piscinas heladas. Alternar agua caliente y fría se cree que es bueno para la circulación. La suite termal es gratis para todos los pasajeros, los demás tratamientos del spa son aparte.

El spa ofrece la usual variedad de masajes, faciales y otros tratamientos. También hay un salón para cabellos y una barbería.

El gimnasio es pequeño, pero el equipo incluye máquinas de pesas, trotadoras y bicicletas estacionarias. Un pequeño estudio ofrece clases de yoga y Pilates, y tienen disponible un entrenador.

Viking Snow_Grotto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here