Gómez pone otra vez a Colombia en el hielo de Pyeongchang

0
119
La única paisa de la delegación incursionará mañana en la prueba del mass start del patinaje sobre hielo. FOTO CORTESÍA FEDEPATIN

GANGNEUNG, Corea del Sur — A Laura Gómez no le gusta lamentarse. Asegura que no lo hizo un solo día hace apenas seis meses, cuando fue excluida de la selección de Colombia que participaría en el Mundial de patinaje sobre ruedas.

En vez de recriminarse, la joven de 26 años se mudó a Estados Unidos para entrenar. Y declaró que había iniciado la “Era del Hielo”.

Gómez compitió el sábado en los Juegos Olímpicos de Invierno, en la prueba de largada masiva del patinaje de velocidad sobre hielo. La colombiana no consiguió el boleto a la final pero se mostró contenta con su desempeño.

El oro fue para la japonesa Nana Takagi, la plata para la local Bo-Reum Kim y el bronce para la holandesa Irene Schouten.

“Queda esa espinita de no haber clasificado a la final, pero la verdad es que lo di todo y eso es lo que me queda a mí, la tranquilidad de haberlo dado todo, quedé sin una gota de energía en mi cuerpo y la verdad es que yo intenté hasta el final de clasificar pero salí a divertirme”, contó la deportistas de 27 años. “No me puedo quejar”.

No le gusta. Tampoco lo hizo un par de semanas antes de la inauguración en Pyeongchang, cuando quedó fuera del grupo de clasificadas a los Juegos Olímpicos. Afirma que siempre ha tenido, fe y confiaba en que si ése era su destino, llegaría de un modo u otro.

Y se materializó con un par de cancelaciones entre las deportistas clasificadas, una situación relacionada también con el castigo a Rusia por el escándalo de dopaje.

“Yo siento que sí, que las cosas cuando van a pasar pasan y encuentran el camino. Yo decidí venir acá por diversión, porque quería pasar de un momento muy amargo, que era no haber clasificado a la selección Colombia de ruedas, y quería probar también en el hielo”, explicó con una sonrisa. “Y las cosas salieron muchísimo mejor de lo planeado, y se fueron dando marcas personales, Copa del Mundo, para mí eso era lo máximo, y ya estando en Salt Lake que era mi casa, donde estaba entrenando, se dio la clasificación, pero no supe hasta como cinco o tres días antes de venir acá. Yo inclusive estaba acá, me levantaba en las mañanas y me decía ‘¡guau!, ¿esto es cierto?’”

Lo fue, y Colombia participó por primera vez en este deporte en unos Juegos Olímpicos, con una dupla de patinadores que comparten historias parecidas. Pedro Causil disputó un par de carreras en estos juegos, tras haber emprendido también la complicada transición entre las ruedas y las cuchillas.

En el caso de Causil, la aventura implicó arriesgarlo todo en su mejor momento, al dejar un deporte en el que había conseguido una veintena de títulos mundiales y regionales. Gómez, quien había participado en cuatro campeonatos del orbe, optó en cambio por esta mudanza en aquel momento de decepción sobre las ruedas.

Le puso hielo a la herida.

Ambos comenzaron a patinar en pequeñas localidades. Causil lo hizo en la pequeña isla caribeña de San Andrés. Gómez en un poblado del departamento noroccidental de Antioquia.

“Desde que yo inicié, mi mamá (María Eugenia Quintero) me contaba hace poco que me recuerda cuando tenía 2 años y medio, patinando de un poste de mi casa a una pared, y así me la pasaba toda una tarde”, dijo Gómez. “Empecé en un municipio que se llama el Carmen de Viboral que es una tierra… hermosísima, y allá todavía vivo”.

También, como Causil, llegó a patinar en estacionamientos de automóviles.

“En ese municipio patinábamos en las calles, después en los polideportivos, después en el parque, finalmente nos hicieron la pista pero yo me fui a entrenar en otro municipio, también en las calles, en los parqueaderos, hasta el 2011, que me fui a vivir a Medellín, por motivos de la universidad y allí fue donde por primera vez empecé a entrenar en una pista… eso ha sido maravilloso para mí”, relató. “Me siento muy orgullosa de decir que la gente de los pueblos, que no son de las grandes ciudades, pueden también salir adelante y demostrar que hay talento donde sea, simplemente hay que tener berraquera (audacia) y coraje, y salir adelante”.

Y tal como dijo su compatriota la víspera tras participar en una segunda carrera, Gómez desconoce si seguirá patinando en hielo.

“Es una pregunta muy difícil. La verdad es que yo estoy completamente enamorada de este deporte, a pesar de que toda la vida hice ruedas”, manifestó. “Creo que esto me identifica más como deportista, como corredor. Puedo como sacar mi faceta acá. Me gustaría poder quedarme, pero depende de muchas cosas, es un deporte muy costoso, necesitamos apoyo… hay que plantear bien la idea, pero desde que se pueda, pues yo quedaría feliz acá en el hielo”.

A juzgar por su tesón, tal vez se le verá entonces en Beijing 2022.

“Era un objetivo venir a Olímpicos, porque era muy cerca, pero ya que estoy aquí, digo ‘pues voy por otros más’”.

https://apnews.com/d7961a56177a4b41b1a75f0e14e2459e

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here