Ecoducto, el nuevo pulmón de Ciudad de México que depura aguas contaminantes

0
156

Es domingo y la Ciudad de México vive uno de los pocos momentos de tranquilidad. Durante toda la semana el tráfico en las avenidas, los millones de personas en las calles y en el transporte hacen de esta urbe un lugar complicado para vivir.

Muchas personas aprovechan los domingos para pasar un momento con la familia, con las amistades, organizar algún paseo o simplemente salir a caminar. La contaminación que reina no hace tan sencillo este deseo de convivencia y descanso.

La capital mexicana ha visto una serie de transformaciones en los últimos 20 años que no habían ocurrido en mucho tiempo. El rostro de esta gran ciudad se transformó: aparecieron nuevos transportes públicos, los barrios del centro fueron renovados por la iniciativa privada y surgieron muchos comercios.

Así, en dos décadas, la ciudad se volvió también una ciudad más costosa en el nivel de vida y con mayor presencia de población con un ingreso menor. De ser una ciudad con poca inversión pública se pasó a un escenario con obras por todos lados, aunque a un alto costo.

En este sentido, el Ecoducto se presenta como una de las obras públicas recientes que pretende abarcar dos temas fundamentales: la mejora en la calidad del aire y la creación de espacios públicos en lugares poco comunes e inesperados.

Proyecto novedoso

Teniendo como objetivo el tratamiento de 30.000 litros de agua residual, el Ecoducto es una suerte de parque lineal que se ubica en medio de una gran avenida llamada Viaducto Río de la Piedad. El río entubado que corre a mitad de esta gran vía tiene ahora, a lo largo de 1,6 kilómetros, un techo verde que también sirve de parque.

A través de 8 biodigestores y cuatro humedales artificiales se lleva a cabo el mecanismo para pulir la calidad del agua entubada y se remueven los principales contaminantes: materia carbonosa, microorganismos patógenos, nutrientes, sólidos suspendidos y metales pesados.

El corredor en donde se pasean a las mascotas y se hacen caminatas tiene 4.800 metros cuadrados de vegetación y 50.000 ejemplares de plantas, con esto se intentan reducir 50 toneladas de carbono emitidas a la atmósfera anualmente y se promuevela producción de oxígeno.

El andador peatonal tiene 110 bancas para descanso, 15 techos para el resguardo del sol, 186 postes de iluminación que dan mayor seguridad, 31 reflectores RGB para iluminación artística de los árboles y 48 conexiones USB para la recarga de aparatos eléctricos.

Y sin embargo, pocas personas.

El proyecto se muestra como un buen intento por mejorar la calidad del ambiente, pero pocas personas realizan actividades en este corredor ecológico.

A pesar de que los fines de semana son los momentos en los que muchas familias aprovechan el tiempo para disfrutar de la ciudad, este lugar permanece casi vacío y entre semana el panorama es el mismo.

Según anunció en conferencia de prensa Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, habrá una segunda etapa de este proyecto. Se trata de la creación de un corredor cultural en donde se motivará la “participación de proyectos culturales y educativos”.

A pesar de la importancia de iniciativas de este tipo, tal vez la razón que tiene al corredor vacío es “que no se trata solo de poner áreas verdes, sino de mejorar el transporte y bajar el costo de la vida en esta ciudad”, expresó un señor que caminaba al interior de este espacio.

En la Ciudad de México, existe gran desconfianza ante proyectos que no contemplan la participación de muchos sectores, y para esta segunda etapa cultural, a decir de una vecina del barrio, “ojalá que no sean los mismos empresarios de siempre los que acaparen todo lo cultural, los que salgan beneficiados”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/264157-corredor-ecologico-cultura-ciudad-mexico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here