Jacobson, embajadora de EEUU en México, anuncia su dimisión

0
140
Foto: EDGARD GARRIDO/REUTERS

CIUDAD DE MÉXICO — La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, anunció que dejará el puesto esta primavera, una renuncia que llega cuando las relaciones entre ambos países pasan por un momento tenso y después de otras importantes salidas de funcionarios del Departamento de Estado.

En una nota enviada el jueves al personal de la embajada, la diplomática anunció su dimisión después de más de 31 años al servicio de su gobierno y dijo que se hará efectiva a partir del 5 de mayo, dos años después de su juramento como embajadora.

Jacobson consideró que ha llegado el momento de asumir “nuevos retos y aventuras” pero reconoció que su decisión fue especialmente difícil porque está profundamente convencida de la importancia de la relación entre México y Estados Unidos “y el momento tan importante en que se encuentra”.

La diplomática no ofreció más explicaciones sobre el porqué de su decisión y a través de su cuenta de Twitter se limitó a señalar que renunciaba “en busca de otras oportunidades”.

El subsecretario de Estado, Steve Goldstein, dijo que Jacobson ya había informado al secretario de Estado, Rex Tillerson, de sus planes de retirarse en enero, cuando este último visitó México y que ella accedió a seguir en el cargo hasta mayo para garantizar una transición suave.

La cancillería mexicana, por su parte, indicó en un comunicado que Tillerson había informado a su homólogo mexicano, Luis Videgaray, de la renuncia de la embajadora el 17 de febrero. Tres días después recibió la petición oficial para dar el beneplácito al nuevo embajador, lo que ocurrió el día 26.

La nota añade que corresponde exclusivamente al gobierno de Estados Unidos dar a conocer el nombre del sucesor de Jacobson, a quien México reconoce su compromiso “en beneficio de toda la región” y para construir una “relación franca y abierta” entre los dos países.

Las relaciones bilaterales han sido complicadas desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca debido a la dura retórica del presidente en temas como migración y comercio y a su insistencia en la construcción de un muro fronterizo y en que sea México el que lo pague.

Además, el momento es delicado porque los dos países y Canadá están en medio de la séptima ronda de diálogo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“Creo que en una situación muy complicada en las relaciones bilaterales, (Jacobson) lo estaba haciendo excelente”, indicó Jorge Guajardo, ex diplomático mexicano y director de la firma McLarty Asociados en Washington. “Se centraba en lo que se podía conseguir en lugar de en el ruido de la relación, es decir, subrayaba lo que une a los dos países. Creo que se la echará de menos”.

Entre otros muchos puestos, Jacobson destacó como secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental y se la considera una gran conocedora de toda América Latina y especialmente de México.

También fue la cara pública que lideró las negociaciones con La Habana después del impactante anuncio de diciembre de 2014 para restablecer relaciones después de décadas de total enemistad, algo que irritó a los legisladores cubanoamericanos y conllevó que su confirmación como embajadora se retrasara.

En 2016 se convirtió en la primera mujer a cargo de la embajada en México y durante su mandato ha mostrado interés y se ha pronunciado públicamente sobre cuestiones como la violencia contra las mujeres, los derechos humanos y los asesinatos de periodistas en el país.

Durante dos años seguidos incluso participó en la marcha por el orgullo gay de la capital mexicana y después del terremoto del 19 de septiembre de 2017 acompañó al equipo de rescate estadounidense a uno de los edificios del centro de la ciudad donde murieron decenas de personas.

Después de involucrarse tanto con la sociedad mexicana, no extrañó que al comunicar su renuncia a través de Twitter asegurara que se llevaría a México “en el corazón”.

Además, justo cuando prolifera la desconfianza hacia Washington, Guajardo destacó la calidez con la que los mexicanos ven a Jacobson, una mujer que, a su juicio, ha utilizado las redes sociales de forma muy efectiva al postear fotografías suyas viajando por el país y “mostrar siempre su aprecio por nuestra cultura”.

“Además, la veías pronunciarse cada vez que mataban a un periodista, pedía a las autoridades llegar al fondo del asunto, es decir, sabía levantar su voz cuando era necesario”, agregó.

A principios de febrero Tom Shannon, el máximo diplomático de carrera del Departamento de Estado, anunció que dejaría su puesto -al igual que otro alto funcionario- tan pronto como se eligiera un sucesor a su cargo y éste estuviera listo para asumir su trabajo.

Joseph Yun, el enviado especial para Corea del Norte, anunció esta semana que dejaría su puesto el viernes y otro veterano diplomático, el embajador en Panamá, John Feeley, dijo el mes pasado que renunciaría a mediados de marzo.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió tanto a Shannon como a Yun que permanecieran en su puesto.

Con respecto al sucesor de Jacobson, Guajardo aseguró que es importante que sea alguien al que Trump escuche y que comprenda bien las complejas relaciones entre ambos países.

“Creo que el sentimiento en la Casa Blanca es que México es desechable… y espero que, sea quien sea el próximo embajador, sea capaz de transmitir a la Casa Blanca la importancia de la relación bilateral”.

https://apnews.com/07300b93d9a54d71afc00e94830c0b52

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here