República Dominicana vigila frontera para evitar agresión a haitianos

0
85

SANTO DOMINGO — La policía y las fuerzas armadas de República Dominicana reforzaron los patrullajes en el pueblo fronterizo de Pedernales luego de que habitantes de esa localidad advirtieron que expulsarían a partir del martes a todos los inmigrantes haitianos.

El ultimátum fue anunciado el lunes por personas no identificadas desde un vehículo con altavoces durante el sepelio de una mujer que murió luego de tres semanas de agonía tras ser agredida a machetazos de forma presunta por dos asaltantes haitianos. El esposo de la mujer murió de manera instantánea durante el ataque ocurrido el 19 de febrero.

Decenas de personas protestaron la víspera en el pueblo, 320 kilómetros al oeste de la capital, para exigir el arresto de los agresores mientras una caravana de vehículos que también participaba en el sepelio recorrió las calles de la localidad exhortando a los haitianos a irse o de lo contario serían expulsados a partir del martes.

“Nadie tiene derecho a amenazar con represalias y expulsiones y tomarse la justicia en sus manos”, dijo del ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante, en un comunicado.

Explicó que uno de los supuestos homicidas ya está detenido en Haití y que las autoridades de ambos países coordinan su eventual traslado, ya que no existe un tratado de extradición bilateral.

Luis Manuel Féliz, alcalde de Pedernales, dijo en conferencia de prensa que los dos asaltantes, que habían trabajado en la finca de sus víctimas, huyeron a Haití luego de agredir a machetazos a la pareja para robarles una motocicleta.

Explicó que ante la indignación de la comunidad de Pedernales por el asesinato y el temor a posibles represalias contra los inmigrantes no vinculados al homicidio, visitó la semana pasada el pueblo haitiano de Anse-a-Pitre para dialogar con las autoridades de ese país sobre el traslado a República Dominicana de los sospechosos.

“El pueblo está indignado con las autoridades haitianas, que han sido desidiosas y no entregaron ese preso”, detalló Féliz al explicar las causas de la protesta.

Amarante informó que la noche del lunes la policía envió a Pedernales un equipo antidisturbios para contener cualquier intento de agresión. El ejército y el cuerpo militar de seguridad fronteriza también incrementaron su presencia en la zona.

El jefe de ejército, Braulio Alcántara, arribó en la mañana del martes a la zona para garantizar la seguridad y aseguró en conferencia de prensa que la situación se encuentra bajo control.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Este es un nuevo episodio de las frecuentes tensiones entre dominicanos y haitianos en pueblos fronterizos que ocurren luego de que algún inmigrante es vinculado con un crimen en territorio dominicano.

El incidente más grave de las últimas décadas ocurrió en 2005 cuando turbas de dominicanos destruyeron las viviendas de decenas de inmigrantes en el poblado norteño de Hatillo Palma como represalia por el homicidio de una mujer a manos, presuntamente, de dos asaltantes haitianos.

Como una supuesta forma de proteger a los inmigrantes, el gobierno deportó en aquella ocasión a miles de haitianos.

https://apnews.com/79cd288a9f4e41388def55066e76c04f

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here