¿Por qué salen canas cuando empeora la salud?

0
101

Por: José de Toledo

La cultura popular dice que si sufres un susto muy fuerte, o pasas por una enfermedad, te salen canas. Y algo de cierto hay en ello, aunque la cosa es más complicada. Un equipo de investigación ha demostrado que algunas infecciones y procesos de estrés crónico – estrés fisiológico, se entiende – pueden provocar que salgan mechones de canas.

El culpable es el sistema inmune. Nuestras defensas reconocen los ataques, y ciertas células del sistema inmune se encargan de avisar al resto del organismo de ello. Mediante una sustancia denominada interferón, que es la que afecta al color del pelo.

El interferón modifica la expresión de ciertos genes de las células, para prepararlas frente a una infección. Activa secuencias relacionadas con la protección frente a virus, o para el mantenimiento del equilibrio en épocas de estrés. Gracias a ello, el organismo sufre menos durante estos procesos.

Pero claro, no a todas las células les sienta bien esta situación. A los melanocitos, las células encargadas de dar color no sólo al pelo si no también a la piel, por ejemplo.

En realidad, se trata de las células madre de los melanocitos. Lo que se ha visto es que al recibir la señal del interferón, estas células dejan de producir melanina, y por lo tanto color. Para que eso no ocurra, las precursoras de los melanocitos generan una proteína – denominada MITF – que limita el impacto del interferón.

Salvo que el individuo tenga tendencia a producir canas. Que ahí es donde está el truco, que no es patrón general. El estudio se ha realizado en ratones, pero en humanos el sistema, y la situación, es muy similar: hay quien tiene más tendencia a tener canas, y otros individuos no. Y en los que lo tienen, el efecto del interferón termina con la coloración.

Todo esto puede parecer poco interesante. A fin de cuentas, las canas tampoco son un problema de salud. Pero el mismo proceso ocurre con otras enfermedades que generan más problemas. El ejemplo que ponen los investigadores es el del vitíligo.

Se trata de una enfermedad autoinmune, que se caracteriza por una falta de pigmentación que aparece como parches blancos sobre el cuerpo. A nivel de salud tiene varios efectos, pero donde más afecta es a nivel psicológico. En muchas ocasiones aparece durante la infancia, y para las niñas y niños afectados llega a suponer un grave problema.

Gracias al estudio del que hablamos, los investigadores creen que pueden ayudar a contener el avance de la despigmentación. Aún hay que pasar de estudios en ratones a humanos, pero al menos sabemos algo más, lo que nos hace estar más cerca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here