Fallece Maria Bueno, leyenda del tenis latinoamericano

0
105

SAO PAULO — Maria Bueno, la leyenda del tenis brasileño que ganó tres títulos de singles en Wimbledon y cuatro Abiertos de Estados Unidos en las décadas de 1950 y 1960, falleció tras padecer un cáncer labial. Tenía 78 años.

Bueno había sido ingresada al hospital Nove de Julho en Sao Paulo el martes y el hospital confirmó su deceso el viernes. El hospital indicó en un comunicado que no emitiría más detalles sobre el deceso de Bueno por respeto a su familia.

“Un día muy triste para el deporte. Brasil y el mundo han perdido a una verdadera leyenda del tenis”, tuiteó el Comité Olímpico Internacional, una de varias organizaciones deportivas y tenistas profesionales que elogiaron el legado de Bueno.

Apodada “La Bailarina del Tenis” por la gracia de su estilo de juego, Bueno cumplió la mayor parte de su carrera en las canchas antes de la era profesional.

La brasileña ganó 19 títulos de Grand Slam en total, siete en singles, 11 en dobles y uno en dobles mixtos, entre 1959 y 1966. También alcanzó la final de singles en el Abierto de Australia y en el Abierto de Francia.

Bueno fue exaltada al Salón de la Fama del Tenis Internacional en 1978 y se desempeñaba recientemente como comentarista en la televisión brasileña en emisiones de Wimbledon, el US Open y otros grandes torneos de tenis.

Bueno conquistó su primer título de Grand Slam en el Wimbledon de 1959, cuando tenía 19 años. En su “Enciclopedia del Tenis”, el periodista Bud Collins la describió en su momento como la “incomparable bailarina y vistosa Bueno”.

“La belleza de su volea, jugando con imponente audacia y estilo, la ágil brasileña se convirtió en la primera mujer sudamericana en ganar el (título de) singles de Wimbledon”, escribió Collins.

Mimada en Brasil tras alzar el trofeo, Bueno se convirtió en uno de los símbolos del cambio del país, de rural a moderno.

Bueno llegó a ser la número uno del mundo en 1959, 1960, 1964 y 1966. Fue la primera jugadora no estadounidense en consagrarse en Wimbledon y el US Open en una misma temporada.

Billie Jean King, quien venció a Bueno en la final de Wimbledon 1966, y que luego fue el motor para el inicio del circuito profesional femenino, dijo que la brasileña fue una de las jugadoras que hizo que el tenis dejara de ser un deporte totalmente dominado por los hombres.

“María fue una gran estrella que captó el interés de los aficionados en un momento cuando los hombres eran el foco de atención. Ayudó a poner los pilares para el futuro”, dijo King al sitio de internet de Bueno en 2009. “Merece el reconocimiento”.

Bueno dijo que los hombres fueron clave en su juego.

“Gracias a entrenar con hombres fue cómo puede desarrollar mi velocidad. La gente decía que jugaba con naturalidad, pero eso se debió a que entrenaba con hombres”, dijo Bueno, quien jugó sin un entrenador.

Entre 1957-67, una década en la que dominó en las pistas de tenis, Bueno ganó 65 títulos de individuales, 90 en dobles y 15 en dobles mixtos. Quedó subcampeona en otros 45 torneos.

Las lesiones y enfermedades frenaron su carrera, incluyendo ocho meses en los que estuvo postrada en cama en 1961 debido a una hepatitis.

Su último gran título fue en 1968, cuando ganó el título de dobles del US Open junto a Margaret Court — una de sus principales rivales en singles.

Bueno y Court se midieron cinco veces en finales de las grandes citas, con Bueno saliendo victoriosa en dos de ellas.

La carrera de Bueno declinó con el inicio de la era abierta del tenis en 1968 al sufrir lesiones en el brazo y la pierna. Pero volvió al tenis años después y ganó su último torneo en el Abierto de Japón en 1974.

Fuera de las canchas, Bueno tenía interés en la moda y jugaba con trajes confeccionados por el sastre inglés Ted Tinling.

En 1964, Bueno sorprendió al público en Wimbledon con un traje blanco de Tinling que tenía una entretela rosada.

“Se asombraron desde un lado de la cancha”, recordó Bueno años después. “Y la gente en el otro extremo no sabía por qué hasta que cambié de lado y me tocó sacar desde ahí”.

“Luego debí usar ropa interior con los colores del club, lo que enojó a los directivos y se impuso la regla de solo usar atuendo de color blanco”, añadió.

Nacida en Sao Paulo, Bueno empezó a jugar tenis a los seis años y disputó su primer torneo a los 11. Tenía 17 años cuando se fue de Brasil rumbo a Estados Unidos.

Pese a ser considerada una futura estrella tras ganar campeonatos nacionales a una edad precoz, Bueno se expresaba con modestia sobre sus logros.

“No soy buena”, dijo a The Associated Press tras ser nombrada la Deportista Femenina del Año en 1959. “Le tengo mieda a todas a las que enfrento”.

https://apnews.com/6237ed0f183c42f4930f50a381af40ef

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here