Gloria Williams fue condenada a 18 años de prisión al ser hallada culpable de secuestro

0
170
Kaliyah Mobley posa para un selfie con Gloria Williams (der.), la mujer que la secuestró de un hospital de Florida en 1998. Foto sin fecha. Kaliyah Mobley / Bamberg Legal vía AP)

Tras casi 20 años que les tomó a las autoridades desentrañar el robo y secuestro de una recién nacida en Jacksonville, Florida, el caso que conmocionó a todo un país llegó a su fin este viernes.

Gloria Williams fue condenada a 18 años de prisión al ser hallada culpable de secuestro e interferencia en la custodia de Kamiyah Mobley, a quien se robó de un hospital solo horas después de su nacimiento y crió en un pequeño poblado de Carolina del Sur haciéndole creer que ella era su madre.

“No hay ni ganadores ni perdedores. Ha sido un caso muy triste y mucha gente ha sufrido, incluida la señora Williams”, dijo la juez Marianne Aho en la audiencia del viernes en una corte federal de Jacksonville, según News4Jax.

En la sentencia quedó estipulado que la mujer no podrá lucrarse económicamente por el caso, mientras esté en prisión. Esto quiere decir que le queda prohibido escribir un libro o vender la historia a algún director de cine o televisión.

Williams, actualmente de 51 años, fingió ser una enfermera del hospital, se llevó a la bebé en una bolsa plástica el 10 de julio de 1998 y manejó tres horas hasta Walterboro, una ciudad de 5,000 habitantes.

“Yo sabía que la Policía iba a llegar esa semana por mí y me iba a arrestar”, dijo la mujer meses atrás durante una audiencia.

Sin embargo, la Policía tardó 18 añosen llegar a su casa, después de recibir la información de que una adolescente identificada como Alexis Kelli Manigo podría ser la bebé que desapareció sin rastro de un hospital de Florida.

Para ese entonces, la mujer ya le había confesado a la joven el crimen cuando esta descubrió que no podía obtener una licencia de conducción porque no tenía un certificado de nacimiento válido ni una tarjeta de Seguro Social. Una prueba de ADN confirmó que la adolescente era en realidad Kamiyah Mobley y que sus verdaderos padres la seguían buscando en Jacksonville.

Williams fue arrestada en enero del 2017 y se declaró culpable de los cargos durante el juicio.

“No puedo explicarles por qué lo hice. No lo pensé en ese momento y sé que el problema no fue de ustedes. Sé que sus vidas nunca volvieron a ser las mismas”, dijo el mes pasado en una audiencia.

Mobley, ahora de 19 años, había manifestado su desacuerdo a que condenaran a Williams y dijo en una entrevista el año pasado que aún consideraba a la mujer como su madre y que sus sentimientos hacia ella jamás cambiarán.

“Siempre te amaré, siempre, pero no eres mía. Tu madre y tu padre están sentados acá”, le dijo Williams a la joven.

Por: El Nuevo Herald — http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article212879574.html