Derrota ante México pone en evidencia a Alemania

0
91

SOCHI, Rusia — Thomas Mueller está pendiente de los rumores sobre reproches y divisiones que se desataron cuando el campeón vigente Alemania sucumbió ante México en el Mundial.

Al consultársele el miércoles si existen facciones en el seno de la selección, Mueller reconoció que las hay. Pero el atacante alemán añadió contexto, indicando que se han formado núcleos, en particular a la hora de comer.

“Está el grupo del Bayern (Múnich). Un sólido grupo del Bayern”, dijo Mueller. “Son varias mesas en las que nos sentamos a comer. No se trata de una enorme en la que los 23 nos reunimos. Por supuesto que saldrán las historias de cinco o seis o siete que suelen sentarse juntos para el almuerzo y la cena. Es algo natural”.

“A veces decido cambiar de mesa porque me gusta variar, soy un comilón multiusos”.

Bromas aparte, toda la auscultación sobre lo que pasa en Alemania refleja el golpe que significó el duro revés ante México.

Alemania no solo perdió. Los campeones de 2014 fueron superados en todos los sentidos. El resultado 1-0 maquilló que el Tri pudo ganar con un resultado más abultado, pues dejó escapar numerosas oportunidades.

Hace mucho tiempo que Alemania no recibía tantas críticas. El equipo se consagró campeón en 2014, alcanzó las semifinales de la Euro 2016 y conquistó la Copa Confederaciones hace un año con un equipo juvenil.

Pero la debacle ante México acentuó las dudas que había surgido tras los desteñidos resultados del seleccionado en sus últimos amistosos.

El arquero Manuel Neuer reveló que han tenido conversaciones muy francas dentro del equipo: “estamos furiosos con nosotros mismos”.

Oliver Bierhoff, el gerente de la selección, hizo eco de Neuer.

“No fue solo una charla de un jugador con otro, pero incluyó a todo el plante. No fue algo tan explosivo como se ha querido ver, pero fue un intercambio abierto y honesto de opiniones”.

Bierhoff quiso minimizar el revuelo por las conversaciones internas, pero el hecho que el campeón reinante tenga que someterse a este tipo de deliberaciones es alarmante. Alemania no afrontó tales cuestionamientos hace cuatro años en Brasil, en el que sorteó la fase de grupos con dos victorias y un empate, luego superó a Argelia y Francia por el margen mínimo, vapuleó a Brasil y derrotó a Argentina en la final.

“Creo que nos tomamos las cosas un poco a la ligera en los amistosos”, dijo Mueller. “Lo aceptamos. Somos un grupo que acepta las críticas. Necesitamos estar preparados para dar un paso extra. Eso es todo”.

Lo siguiente es vencer a Suecia el sábado para reflotar sus posibilidades de avanzar. Empatar sería demasiado arriesgado, pues quedaría sujeto a lo que ocurra en el otro partido entre México y Corea del Sur.

“Está claro que necesitamos dos victorias”, dijo Bierhoff.

Por: AP

https://apnews.com/14b2722d38e84b61afdcce5346e7c74c

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here