Unas mujeres cruzan una calle inundada tras el paso del huracán María en la municipalidad de Toa Baja (Puerto Rico). EFE/Archivo

El Colegio de Abogados de Estados Unidos (ABA, en inglés), ha propuesto implementar en Puerto Rico la “Katrina Rule (regla)”, que permite que abogados pro bono de Estados Unidos representar a puertorriqueños en situaciones de desastres naturales.

Así lo indicó en una entrevista con EFE, la presidenta de la ABA, Hilarie Bass, quien visitó Puerto Rico y se reunió y conversó con la presidenta del Tribunal Supremo local, Maite Oronoz, sobre esta propuesta originada en EE.UU. tras el paso del catastrófico ciclón Katrina en 2005, por Nueva Orleans.

La destrucción que provocó Katrina llevó a que abogados de otros estados, a pesar de que no tienen jurisdicción para litigar, llegasen allí o vía remota pudieran representar a residentes afectados que pedían ayuda a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

Es por ello que Bass propuso que decenas de abogados de Estados Unidos ayuden a tratar de menguar las 1,1 millones de reclamaciones de puertorriqueños a FEMA para que los asistan en la reconstrucción de sus hogares, en alguna necesidad legal u otra ayuda por el paso del huracán María en septiembre pasado.

“Sabemos que muchas de esas reclamaciones serán rechazados por algún error técnico u otra situación que pueda darse”, admitió a EFE Bass.

La visita de Bass a la isla, a la que también vino el presidente electo de ABA, Robert M. Carlson, llega después de que éstos visitaron San Thomas, que también fue afectada por los huracanes Irma y María.

En la Corte Suprema de las Islas Vírgenes, Bass anunció que el Centro de Innovación de ABA desarrolla una aplicación móvil para que ciudadanos víctimas de algún desastre natural pudiesen recibir gratis asistencia legal.

Desde septiembre pasado, cientos de abogados voluntarios han defendido o referido a representantes legales licenciados en Puerto Rico más de 1.000 casos relaciones con desastres naturales para ciudadanos en la isla y en las Islas Vírgenes estadounidenses.

Bass y Carlson, a su vez, estuvieron acompañados del director del Programa de Servicio Legal de Desastre de la División de Abogados Jóvenes de ABA (ABA YLD, por su sigla en inglés), Andrew VanSingel.

Desde el 2007 el ABA YLD ha respondido a más de 171 desastres naturales declarados en 44 estados y 4 territorios de Estados Unidos.

Estos líderes judiciales discutieron también las necesidades y retos e identificar las metas a largo plazo en la recuperación de desastres y cómo las cortes y las escuelas de leyes se pueden preparar para un antes, durante y después de cualquier huracán.

El viaje de estos directivos de la ABA, a la que pertenecen al menos 1.400 abogados de Puerto Rico, incluyó verificar los esfuerzos de restauración post-huracanes y discutir con funcionarios y miembros de Rama Judicial los preparativos para la ya activa temporada de huracanes.

“Aprendemos de todo después de cualquier desastre, pero el caso de Puerto Rico ha sido único. La destrucción del sistema eléctrico y el Internet afectó totalmente los trabajos para que ABA pudiese asistir a los afectados. Por ello, trabajaremos con métodos de comunicación para un futuro”, dijo Bass.

“De lo que he podido ver, hay zonas que han mejorado, pero hay otras, específicamente en las áreas rurales de la isla, que se nota que su reconstrucción va a tardar años. Yo resido en Miami y reconozco lo que un poderoso huracán puede provocar”, sostuvo.

Por: EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here