La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. confirmó las denuncias del fotógrafo puertorriqueño Abdiel Santana. Este último descubrió que un cargamento de botellas de agua mineral para las víctimas del Huracán María, que azotó Puerto Rico el año pasado, estaba abandonado en una pista de aterrizaje en la Base Roosevelt Road en Ceiba.

Santana relató que hizo el hallazgo en octubre del año pasado, pero publicó las fotografías recientemente y se viralizaron por las redes sociales. La indignación por la noticia no se hizo esperar.

El chef José Andrés, que realizó de manera solidaria miles de raciones de comida para las víctimas, dijo a través de su cuenta de Twitter que sabía de la existencia de las botellas. Sin embargo, señaló que no le permitieron acceder a ellas y pidió al gobernador boricua, Ricardo Rossello, que inicie una investigación independiente al respecto.

Cabe recordar que recientemente se supo el número total de personas fallecidas por el huracán, que ascendió a 2.975. Este dato estuvo muy por encima de las primeras estimaciones que se ubicaban por debajo de las cien.

Aún con esa información, el presidente de EE.UU., Donald Trump, calificó como “fantástico” el trabajo realizado por su Gobierno en las tareas de asistencia y rescate. Esto le valió fuertes críticas y un intercambio de acusaciones con la alcaldesa de San Juan, la capital de la isla, Yulín Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here