Cuando tomar acción se vuelve algo impostergable: Dialogando contigo

Por: Luis Daniel Rivera Perez, MA, PCEO

0
256

Hoy fue uno de esos días, en donde la constante pregunta en mi cabeza era; ¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?, ¿Hasta cuándo?, y es que por mas apático que uno esté de la política partidista es imposible hacerse de la vista larga y en algún momento sentir ira, coraje o frustración. Ver con la total impunidad con que el liderato político de este país, se ha despachado con la cuchara grande toda la mediocridad, en su máxima expresión, que simplemente la palabra más soez y asquerosa se queda corta para describir el acto, o el sentimiento de impotencia que nos embarga.

Les confieso que, ver las fotos de las 20mil paletas de agua tiradas en una pista de aterrizaje, sin explicación alguna, sobre un millón de cajas de agua, destinadas para suplir agua a los damnificados, y que a casi un año del evento de María, yacen sobre un pavimento que época de calor expone a las mismas a sobre 120 grados de temperatura, ocasionando un daño y pérdida irreversible, y escuchar la salta de disparates y excusas de parte de un gobierno, cuya inacción privó a muchas comunidades de ese preciado líquido, y en donde algunas de las víctimas fatales de María fueron a causa de la deshidratación, y en donde muchos damnificados sufrieron deshidratación por ausencia de agua, como en el caso del pueblo de Humacao, a solo 30 minutos del lugar en donde tiraron al abandono sobre 1MILLON DE CAJAS DE AGUA.

Hoy simplemente no puedo mantenerme inerte, no puedo limitarme a solo escribir o a hacer los videos que hago, porque simplemente no es suficiente. Ver cómo aquí toda una mediática se hace de la vista larga, porque HELLO!, todos son cómplices de esto. Como es posible que nadie se haya percatado hasta ahora sobre un millón de cajas de agua (sin cada caja trae 24 botellas de agua, son 24 millones de botellas a razón de seis botellas de agua por habitante, y en donde muchas familias hicieron filas por espacio de nueve horas para conseguir apenas dos cajas de agua.

!NUEVE HORAS!, y mientras eso pasaba el gobierno le hacía el juego al peor presidente que ha pasado por la historia de los Estados Unidos y a una Carmen Yulín tratando de sacar millaje político de la desgracia. Ver todo esto, me retuerce hasta la fibra más ínfima de mi esencia y simplemente no puedo cruzarme de brazos y seguir permitiendo que esto siga sucediendo.

Hoy sentado frente a mi teclado, te escribo estas letras, porque se que al igual que yo, TÚ, en tu interior, dijiste “!Basta ya!”. Tu haz leído mis escritos y haz leído de mi tesis de IMPLOSIONAR, el presente modelo gubernamental, que está obsoleto e inoperante y que cada día que transcurre, le quita un día de vida a una ya maltrecha y herida Isla del Encanto.

Yo no vengo de un linaje aristocrático. No provengo de los linajes de los Muñoz, de los Ferré, de los Fonalledas, de los Carrión y de toda esa partidocracia política puertorriqueña.

Eso lo llevo como orgullo. Vengo de un linaje de gente que ha labrado la tierra, que han sido carpinteros, que han venido de abajo. Yo me forjé desde abajo, y se lo que es caminar a pie, y pasar el día a día. Se lo que es estudiar, y cuando te gradúas, no tener las palas para entrar y aspirar a tener un jugoso salario. Tampoco soy de los que le roba un centavo a nadie.

En mi empresa, en ocasiones supe sacrificar mi salario para que mis empleados cobraran su jornal. Porque me siento responsable de ellos. Admito que nunca me ha interesado adquirir un contrato con el Gobierno o a ser contratista del gobierno. No porque sea nada malo o porque sea algo inmoral, pero las experiencias que he visto a lo largo de estos años han sido tan malas, que mejor me quedo en la gestión privada, haciendo las cosas conforme a la ley. Pero en esta ocasión, la situación es totalmente distinta. ¿VAMOS A SEGUIR PERMITIENDO QUE ESTO CONTINÚE?.

Mi tesis de IMPLOSIONAR el presente modelo gubernamental, no ha cambiado. Incluso a tomado más fuerza en los últimos días. Pero para ello, hay que dar un paso adelante y emprender el camino hacia esa ruta.

Consciente de lo difícil que será, de lo escabroso, de lo tedioso, y sobre todo de lo malherido que saldré de este proceso, hoy estoy considerando fuertemente una candidatura independiente para los próximos comicios del 2020. Les adelanto, No soy un santo y como todo ser mortal tengo mis esqueletos en mi closet. No tengo una vida de revista de glamour y tampoco aspiro a representar algo que no soy. Tengo tantas virtudes como tantos defectos. Eso lo admito de entrada, pero yo no vengo a presentarte a un modelo de gobernador.

“Yo vengo a invitarte a iniciar una transformación. Te invito a resurgir como el ave fénix de estas cenizas de años de mediocridad. Hoy vengo a proponerte construir un nuevo Puerto Rico. Un Puerto Rico en donde el trabajo se haga colectivo, no en sectarismo político ni religioso. Te invito a pensar en grande y haré desarrollar esta isla desde sus cimientos. Te invito a demoler y a construir desde cero”.

El trabajo no será fácil y las heridas durante el transcurso serán muy dolorosas. Habrá resistencia, una muy dura de una partidocracia política que está amarrada al poder y no tiene intención de ceder de su confortable situación, pero ya esto no aguanta más. SE NOS VA LA VIDA COMO PUEBLO.

No tengo padrinos políticos y tampoco me interesa tenerlos. Aquí el único apoyo que necesito y el que me interesa es el tuyo. Porque tú al igual que yo hemos sabido batallar y sobrevivir en éste calvario a la que la partidocracia política nos han sometido.

Es por eso que hoy te pido que te unas a mi en esta cruzada y lograr salvar el poquito Puerto Rico que nos queda y revertir la espiral para que al final del camino podamos junto a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones, de aspirar a tener el Puerto Rico que todos merecemos.

YO ACABO DE DAR UN PASO AL FRENTE, AHORA TE TOCA A TI DECIDIR SI LO DARÁS JUNTO CONMIGO.

La imagen puede contener: Luis Daniel Rivera, de traje

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here