La revancha del pasado 15 de septiembre entre el mexicano Saúl Canelo Álvarez y el kazako Gennady Golovkin por el título unificado del peso mediano, tuvo una recaudación completa de más de 125 millones de dólares (mdd).

Con la cifra, el encuentro es la quinta pelea de mayor recaudación en la historia del boxeo.

Los ingresos más importantes se dieron por la venta de la pelea a través del sistema de la televisión de pago que registró 1.1 millón de solicitudes que pagaron un mínimo de 84.95 dólares cada una, y un máximo de 95.95 por la alta definición, lo que generó ganancias de 94 mdd.

También se sumaron los 23.5 mdd por ingresos de la venta de entradas, que fue superior a las 16,000, de los aficionados que fueron a presenciar la pelea en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Ambos ingresos sumarían 117.5 mdd, a los que habría que añadirle otros correspondientes al pago por el evento en línea, de entradas por circuito cerrado, de boletos para verla en cine, memorabilia, mercancía, patrocinadores y derechos internacionales, lo cual hace pensar que habrán de superar los 125 mdd generados el año pasado, en la primera.

Esta pelea queda muy lejos de los 600 millones de dólares que dejó el duelo entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. ante el filipino Manny Pacquiao, en el 2015, que la pelea de mayor recaudación en la historia del boxeo profesional.

Después se colocó la que protagonizó el propio Mayweather Jr., el año pasado, cuando se enfrentó al irlandés Conor McGregor, campeón de artes marciales mixtas, que hizo su debut en el boxeo, y que dejó 500 mdd.

El tercer combate con mayor recaudación fue el duelo entre Mayweather Jr., excampeón del mundo invicto, y el propio Álvarez, en el 2013, que dejó unos ingresos de 150 mdd.

Mientras que la cuarta pelea con mayor recaudación fue la que de nuevo tuvo como protagonista a Mayweather Jr. cuando se enfrentó a Óscar De La Hoya, en el 2007, con 136 mdd.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here