El director del Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., Ken Graham, ha declarado este miércoles que los efectos que tendrá el huracán Michael –que ya ha alcanzado la “extremadamente peligrosa” categoría 4– en la zona noroccidental del estado de Florida pueden ser catastróficos.

Según Graham, los vientos máximos de Michael –que alcanzan hasta 230 kilómetros por hora– son lo suficientemente poderosos como para arrancar tejados y causar la “destrucción completa de casas”.

Varios tramos de la costa podrían sufrir una marejada ciclónica de al menos 2 metros de altura, que en algunas zonas puede aumentar hasta 4. Graham ha llamado a los residentes de las zonas en peligro pensar en su altura y compararla con las cifras mencionadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here