Las autoridades turcas aseguran que el periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue visto por última vez entrando en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, fue asesinado por las autoridades del reino por su posición crítica al Gobierno.

Mientras que Riad rotundamente niega haber asesinado a Khashoggi, el periódico turco Sabah reveló que el periodista saudita pudo grabar el instante de su muerte dentro del Consulado General saudita, el 2 de octubre, gracias a un dictáfono incrustado en el reloj Apple Watch que portaba.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here