CIUDAD DE MÉXICO — La capital mexicana inició el miércoles un corte de cuatro días del agua corriente para brindar mantenimiento a un sistema de bombeo que abastece aproximadamente 30% de las necesidades de la ciudad.

La metrópoli de 9 millones de habitantes tiene una historia de crisis de agua que se remonta a siglos atrás.

Las autoridades dijeron que apagaron las bombas del sistema Cutzamala, que trae agua sobre las montañas desde estados vecinos al valle donde se encuentran la ciudad y sus alrededores.

El 70% del agua proviene de pozos locales y otras fuentes, pero la presión es siempre baja, los caños tienen pérdidas y el agua escasea en los mejores tiempos.

La municipalidad ha contratado 1.000 camiones cisterna para distribuir agua.

En la época lluviosa la ciudad enfrenta amenazas de inundaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here