MOSCÚ — Rusia impuso sanciones financieras a la élite política de Ucrania el jueves y congeló los activos en Rusia de cientos de políticos y altos funcionarios, además de decenas de empresas propiedad de empresarios ucranianos.

Las sanciones se aplicaron a través de un decreto firmado por el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, y se presentaron como represalias por medidas similares de Ucrania contra ciudadanos y empresas rusas.

El decreto estipula que 322 individuos y 68 empresas fueron objeto de las medidas, entre ellos el hijo del presidente Petro Poroshenko, Olexiy, la candidata a la presidencia Yulia Tymoshenko, el jefe del servicio de seguridad (SBU) de Ucrania, Vasil Hrytsak, el ministro del interior Arsen Avakov y el magnate multimillonario Victor Pinchuk.

Las sanciones también afectaron a varias empresas que cotizan en bolsa, entre ellas Ferrexpo, el productor avícola MHP y Kernel, el mayor exportador de aceite de girasol de Ucrania.

Los lazos entre Moscú y Kiev se han deteriorado desde que Rusia anexó la península ucraniana de Crimea en 2014 y del estallido de un levantamiento separatista prorruso en el este de Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here