SAN JUAN, Puerto Rico — Aunque el brillante profesor dominicano Nelson Darío Ciprián Liranzo, deseaba estudiar ingeniería, el destino lo llevó hacia el campo de las matemáticas y hoy celebra sus 25 años realizando el Invitacional de Matemáticas Espíritu Santo, donde participan 52 escuelas y alrededor de 208 personas, cada equipo consta de 3 estudiantes y sus respectivos maestros.

El pedagogo quisqueyano inició estas competencia en el Colegio de Pilar, en Río Piedras y en el año 1994 la lleva al Colegio Espíritu Santo, en el sector de Hato Rey, con los objetivos de desarrollar las matemáticas en el país y la capacidades pensantes de los estudiantes, además que los alumnos puedan compartir, confraternizar y se conozcan.

“El panel de jueces todos profesores universitarios y doctores en matemáticas es presidido hace 25 años por el doctor Iván Cardona, les ofrecen a los estudiantes ejercicios en matemáticas con temas como: Matemáticas Onda expresiva que transporta el pensamiento reflexivo, Matemáticas, el lenguaje de las ciencias, Matemáticas, Retos al intelecto, entre otros”, explicó.

Dijo que la idea de realizar estas competencia de matemáticas, se debió a que observó que hay en las escuelas y universidades de Puerto Rico, muchos estudiantes con talentos para las matemáticas y que ellos puedan desarrollar la teoría en el pensamiento.

“He podido ver que a las mayoría de las personas no les gusta las matemáticas porque no la entienden, las matemáticas tienen su belleza, es muy importante, nos ayudar a desarrollar nuestras capacidades pensantes, aunque no soy rico, me ha ayudado a llevar mis finanzas”, agregó.

Afirmó que muchos estudiantes brillantes en matemáticas se pierden por el mal camino, porque la usan mal, nadie tampoco les ayudó a desarrollarse ni encontraron quienes les orientarán, es una pena que esas mentes se pierdan”, dijo.

Ciprián Liranzo, inició sus participaciones en competencias de Matemáticas en el Liceo Juan Pablo Duarte, en la República Dominicana, bajo la supervisión del profesor Moquete Suárez, quien lo llevaba al salón de actos para participar internacionalmente.

Llega a Puerto Rico en el año 1968, trabajando inicialmente como vendedor de enciclopedias, enseres eléctricos y filtros, estudiando en las Universidades Mundial, y luego en la Universidad de Puerto Rico UPR.

Trabajó igualmente en las universidades Interamericana en el 1980, Universidad UPR, Bayamón, EDP College, ahora University College, Universidad Politécnica de Hato Rey, como maestro en los colegios De Diego, Nuestra Señora del Pilar, San Antonio en Río Piedras, Robinson School, de El Condado.

“Esta competencia de Matemáticas Espíritu Santo, recoge a los mejores estudiantes de esa área de todo Puerto Rico, estudiantes de Mayagüez, Dorado, Ponce, Toa Alta, Guayama, Carolina, Coamo, Caguas, Villalba, Bayamón, Guaynabo, San Juan, Río Piedras, entre otras.

Dijo que el primer lugar quedó el Saint John’s School de El Condado, el segundo puesto ocupó el Tasis School, de Dorado, tercer lugar fue para Notre Dame, del pueblo de Caguas, cuarto lugar, Ramey, de Aguadilla, quinto puesto el CROEM, de Mayagüez y el St. Mery’s School, de Cupey, ganó el sexto lugar.

Explicó que las pruebas consisten en abarcar toda las matemáticas de escuela superior hasta pre cálculos, e incluye además temas afines a la teoría de número de probabilidad, álgebra, matemática, geometría y trigonometría.

“Este invitacional es abierto, donde igualmente compiten la escuela superiores de las Universidades de Puerto Rico, UPR, University Garden, Centro Residencial de Oportunidades Educativas, CROEM, que es una de las escuelas que tiene el Departamento de Educación de Puerto Rico, y la otra del Albergue Olímpico, nos sentimos muy satisfechos con los resultados como siempre”, apuntó.

Resaltó la calidad de los estudiantes, cuales su capacidad y preparación es indiscutible, así lo demuestran en la rapidez con la que resuelven problemas matemáticos, demostrando su destrezas de resolver expresiones que simbolizan el arte de razonar.

El joven empresario Leodanny Inojosa, en representación del grupo Ciudadano por la Excelencia Educativa, entregó una placa de reconocimiento al profesor Nelson Darío Ciprián Liranzo, en reconocimiento por su trabajo en la educación en Puerto Rico, durante estos 25 años y donde les acompañó su compatriota el también catedrático de Matemáticas doctor Alberto Correa, que igualmente recibió de parte de los directivos del Colegio Espíritu Santo, un reconocimiento por sus 25 años ininterrumpidos siendo juez de la competencia.

“He recibido muchos premios y reconocimientos en Puerto Rico, este, es muy especial, está ligado a mis raíces, tiene un sabor especial, es nativo, dice mucho, me sentí muy bien, fue una sorpresa, muy grata, por venir de mis compueblanos”, manifestó emocionado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here