Río Piedras, Puerto Rico — Vestidas de blanco y empuñando cruces negras, el Centro de la Mujer Dominicana, realizó ayer su acostumbrada Marcha de las Novias, con el lema “Derecho a la Vida y Marcha por la Esperanza”.

La actividad que arrancó al mediodía de ayer jueves contó con la presencia de la Procuradora de la Mujeres en Puerto Rico, Lersy Boria.

La caminata inició con un sol candente desde la parte frontal de la Iglesia del Pilar y recorrieron las calles Arzuaga, Williams Jones, el Paseo de Diego, para concluir en las afueras de la Plaza del Mercado riopiedrense.

Las participantes del Centro y miembros de Organizaciones respondían consignas liderada por Romelinda Grullón, quien preside la institución.

El acto fue en recordación a las dominicanas Gladys Ricart, asesinada en el 2012 en New Jersey el día de su boda, a la líder sindical Mamá Tingó quien fue asesinada peleando por sus tierras y las Hermanas Mirabal, víctimas de la tiranía trujillista, además en conmemoración del Mes de la No Violencia Contra las Mujer y los altos feminicidios en Puerto Rico.

La joven incumbente de la Procuraduría de la Mujeres, manifestó que es un compromiso de la institución que dirige, bajar esa alta taza de feminicidios en la isla, que suman 19 hasta el pasado mes de octubre, recalcando que hay que erradicar la violencia de género.

Boria, se mostró solidaria y se puso a las órdenes en su oficina, mientras miraba las cruces negras con los nombres de las mujeres asesinadas, escuchando sus edades, los nombres de los agresores, forma del asesinato, fecha y los lugares donde ocurrieron los hechos.
Indicó que uno de sus grandes retos es la educación para trabajar con el problema de la violencia doméstica que continúa en ascenso cada día más.

“Cada 15 segundos una mujer es agredida por su pareja, estamos apoyando a todas las instituciones que trabajan con mujeres maltratadas y respaldando todas las marchas, máxime en este mes de noviembre, el Mes de la Concienciación y Erradicación de la Violencia Contra la Mujer”.

Indicó que en cada caso de violencia a una mujer, los niños observan y aprenden ese patrón convirtiéndose en futuros agresores donde las familias se ven fragmentadas.

“Debemos seguir nuestro trabajo con las organizaciones y que todas las mujeres que están en silencio salgan, que no tengan miedo, hay instituciones que pueden ayudarlas como es el caso del Centro de la Mujer Dominicana y su directora Romelinda, los albergues que están para protegerlas también”, dijo.

Con relación a la Marcha de las Novias, Grullón dijo sentirse complacida con la asistencia de mujeres que marcharon vestidas de blanco, muchas de ellas sobrevivientes de violencia de género, lo que indica que ya salieron del ciclo y apoyan a las que están pasando esas situaciones al igual que ellas las vivieron.

Manifestó que a la violencia no se les puede dar tregua porque ya son 19 mujeres asesinadas en Puerto Rico, hasta octubre y otros casos continúan en investigación, la violencia no es frenarla hay que educar a las mujeres para que rompan con el ciclo del maltrato.

“Agradezco el apoyo de todas estas mujeres valientes que dijeron no a la violencia de género, también a la Procuradora de la Mujer, Lersy Boria por ser la primera vez que una jefa de esa institución nos acompaña en esta actividad que llevamos siete años realizándola.

“Gracias a tantas personas como la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (ODSEC), el Centro de Ayuda a Víctimas de Violación, personal del centro, Junta de directores, el Instituto del Dominicano y Dominicana en el Exterior INDEX PR y su director señor Adalberto Bejarán y Rosa Uceta, a la viceconsul Evangelina Félix, en representación del Consulado Dominicano.

También instituciones como el Concilio de Organizaciones Dominicanas en Puerto Rico y su presidenta Doña Mery D’ Acosta, organización Comuna Caribe, de Hilda Guerrero y el periódico digital Diáspora.com, en nombre de su directora Gheidy de la Cruz.

Crítico al sistema judicial de Puerto Rico y las sentencias leves de las autoridades a los agresores, insistiendo que las mujeres deben estar en contra del machismo alertas siempre a las señales que mandan los maltratantes.

El Centro de la Mujer Dominicana, es una institución sin fines de lucro y de base comunitaria, fundada el 19 de octubre del 2003 con el propósito de brindar servicios a mujeres inmigrantes en Puerto Rico víctimas y sobrevivientes de violencia de género, agresión sexual y discrimen.

Para orientaciones y servicios llamar al 787- 772- 9251.

PO Box 20028
Correoelectrónico
centrodelamujerdominicana@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here