CIUDAD DE MÉXICO — Diego Maradona se mostró consternado por los actos de violencia en su natal Argentina y que provocaron que se postergase la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, y culpó directamente al gobierno del presidente Mauricio Macri.

Varios jugadores de Boca resultaron heridos el sábado cuando el autobús en el que viajaban fue atacado con piedras y botellas por hinchas de River Plate muy cerca del estadio Monumental, sede del partido de vuelta de la final del torneo continental.

“Lo de mi país es lamentable porque no tenemos respeto por nada, está todo desorbitado”, dijo Maradona, actual técnico del club Dorados de Culiacán de la segunda división de México. “En la Argentina hoy es un terror salir a la cancha. Lastimosamente tengo que decir que soy argentino, que odio la violencia, pero que nos merecemos lo que tenemos. Porque nosotros, aunque yo no lo hice, lo votamos y (Macri) está haciendo un desastre”.

El excapitán de la selección argentina habló el sábado tras clasificar a Dorados a la final del torneo de segunda división.

A raíz de los hechos violentos, la Conmebol pospuso sin fecha el partido por “desigualdad deportiva”.

Maradona pasó dos etapas como jugador con Boca, incluyendo dos años previos a su retiro en 1997 y también fue su dirigente en 2006.

“El presidente engañó a mucha gente que iba a cambiar esto y lo otro, y estamos peor que tiempo atrás”, agregó Maradona, quien se ha manifestado políticamente partidario de la expresidenta Cristina Fernández. “La presidencia que está haciendo Macri es la peor de todos los tiempos en Argentina. No hay seguridad, hay robos por todos lados, la gente no come. Ese es el cambio que votó la gente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here