La Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión adversa sobre el proceso de contratación realizado en el Municipio para el Programa Guayama Digital.

El Informe revela la inversión de $3 millones en el 2012 para la implementación del Programa Guayama Digital sin obtener los beneficios esperados. La aplicación administrativa no incluía información actualizada en sus pantallas y el Municipio nunca la utilizó. Además, los estudiantes no utilizaban las tabletas recibidas ya que según indicaron, eran frágiles y se rompieron en poco tiempo. La red inalámbrica tampoco estaba disponible para el uso de los estudiantes y las escuelas desconocían las contraseñas de la red.

Estas situaciones se debieron a que el ayudante especial designado como gerente del proyecto, no se aseguró que la aplicación administrativa fuera implementada en la Oficina de Ayuda al Ciudadano. Además, la exalcaldesa no le requirió a la compañía el código fuente de la aplicación, no documentó los acuerdos realizados con el Departamento de Educación para la conexión a internet y faltaba documentación sobre el proceso de contratación en los archivos del Municipio.

La auditoría señala que previo a otorgar el contrato, el Municipio no realizó estudios de necesidad y viabilidad, no incluyó cláusulas importantes que protegiera los intereses del Municipio y la enmienda al contrato por $950,000 se formalizó con 31 días de retroactividad. Algunas de estas situaciones impidieron el control adecuado del contrato y propicia la comisión de irregularidades. Además, resultó perjudicial para el Municipio ya que no existía documentación que evidenciara las obligaciones entre las partes.

Contrario a ley y reglamentación aplicable, el Municipio realizó pagos sin la documentación necesaria; sin el original del contrato, sin la propuesta final del proyecto, ni las certificaciones de conectividad realizadas por el proveedor de la red inalámbrica. Además, el Municipio realizó un pago indebido por $722,560 por servicios ofrecidos antes de formalizar la enmienda que los incluyera en el contrato.

El Informe comenta las múltiples deficiencias en los procesos que realizó el Municipio en la planificación y aceptación final del Programa Guayama Digital. El no aplicar las mejores prácticas en la implementación de los proyectos tecnológicos ocasionó la inversión de $3 millones sin obtener los beneficios esperados y que no se pudieran utilizar.

El Informe cubre el periodo del 1 de enero de 2012 al 30 de septiembre de 2015 y está disponible en  www.ocpr.gov.pr.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here