La fundación de Trump es acusada de irregularidades

0
50

NUEVA YORK — La fundación caritativa de Donald Trump es poco más que un artilugio para castigar a empresarios rivales y apuntalar la imagen política del presidente, sostiene una demanda presentada el jueves por la fiscalía de Nueva York.

La Fundación Donald J. Trump “ha sido poco más que una chequera para pagos personales del señor Trump o sus negocios a organizaciones sin fines de lucro, sin importar su propósito o legalidad”, dijo la fiscal general de Nueva York Barbara Underwood en la demanda, en que se exige la disolución de la organización y el pago de 2,8 millones en compensación.

El litigio denuncia que la fundación ayudó a financiar la campaña de Trump por medio de la recaudación de fondos en un evento televisado en enero del 2016, y permitió que personal de la campaña decidiera cómo distribuir el dinero.

En unos tuits enviados el jueves, Trump calificó la demanda de “ridícula” y aseveró que no tratará de llegar a un acuerdo extrajudicial.

El mandatario, sin embargo, dijo lo mismo cuando surgió una demanda similar contra la Universidad Trump, y al final accedió a pagar 25 millones de dólares el año pasado en compensación.

Ni la abogada de la fundación, Sheri Dillon, ni una portavoz de la Organización Trump respondieron a mensajes pidiéndoles su comentario.

Las normas de la fundación estipulan que sus fondos pueden ser usados “exclusivamente para fines caritativos, religiosos, científicos, literarios o educativos” ya sea directamente o a través de otras entidades, sostiene la demanda.

Cumpliendo con lo exigido por las normas fiscales federales, las normas de la fundación prohíben destinar recursos directa o indirectamente para beneficiar a sus directivos o ejecutivos, o para beneficiar a candidato político alguno.

El predecesor de Underwood, Eric Schneiderman, abrió una investigación sobre la fundación en el 2016 al surgir un artículo en The Washington Post que decía que los fondos de la fundación fueron a beneficiar a Trump. Schneiderman ordenó a la fundación el cese de sus operaciones de recaudación de fondos en Nueva York.

En ese entonces la campaña Trump dijo que cooperaría con la investigación aunque había tildado a Schneiderman de ser “títere” de Hillary Clinton, rival de Trump en la campaña presidencial.

Schneiderman renunció el mes pasado en medio de denuncias de que maltrató a mujeres con quien salía; él niega las acusaciones.

La demanda presentada el jueves y nombra como demandados a la fundación y a sus directores: el presidente Trump y sus hijos Donald Trump Jr., Eric Trump e Ivanka Trump.

Trump dijo también en Twitter: “Los sucios demócratas de Nueva York y el fiscal general Eric Schneiderman, ahora caído en desgracia y rechazado en la ciudad, están haciendo todo a su alcance para demandarme a mí y a una fundación que recaudó 18,8 millones de dólares y dio a fines caritativos más dinero del que recibió, 19,2 millones de dólares. ¡No voy a buscar un acuerdo para poner fin a este litigio!”

Continuó: “Schneiderman, quien fue jefe de la campaña de Clinton en Nueva York, nunca tuvo la valentía de llevar a tribunales este caso que se quedó en el limbo por casi dos años. Ahora él ha renunciado en desgracia y sus discípulos están llevando el caso a tribunales porque no nosotros nos negamos a ceder”.

https://apnews.com/8e84fdcce9cb492fa80c5c2bc6de487b

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here