SAN ANTONIO, Texas — Manu Ginóbili llegó a las instalaciones de entrenamiento de los Spurs de San Antonio y vio los intensos esfuerzos de sus jóvenes compañeros en la práctica de pretemporada.

Ginóbili pasó por esos mismos entrenamientos durante 16 temporadas. Pero esa mañana de agosto, el jugador de 41 años se dio cuenta que ya no podía. Para alguien que literalmente se arrojó en todo momento de su carrera, darse cuenta de que su cuerpo y su mente ya no ponían de su parte solo afianzó su decisión de despedirse de la NBA.

“No podía verme pasando por todo eso una vez más”, dijo Ginóbili el sábado durante una conferencia de prensa en las instalaciones del equipo. “Sentí que había tenido una buena temporada, que lo había dejado todo la campaña anterior, tanto en lo físico como en lo mental”.

Ginóbili fue atento, modesto y gracioso en su primera entrevista desde que anunció su retiro el 27 de agosto con una publicación en redes sociales. Se despidió de después de ayudar a San Antonio a ganar cuatro de los cinco campeonatos en la historia de la franquicia, el último de ellos en 2014.

Su retiro, junto con la salida de Tony Parker como agente libre a los Hornets de Charlotte, cierra la era de los “Tres Grandes” de San Antonio. Junto a Tim Duncan, Ginóbili y Parker ayudaron a los Spurs a convertirse en la franquicia más exitosa en cualquier deporte, basándose en porcentaje de victorias.

Los Spurs tampoco contarán con Kawhi Leonard, quien pidió un canje y fue enviado a Toronto junto con Danny Green por DeMar DeRozan y Jakob Poetl. Será la primera vez que el coach Gregg Popovich inicie una temporada sin un miembro de los “Tres Grandes” a su lado.

“Creo que será un gran desafío para él contar con un equipo diferente, tal vez con menos conocimiento corporativo”, dijo Ginóbili. “Creo que será un reto divertido. Creo que le irá bien”.

El argentino fue seleccionado dos veces al Juego de Estrellas y fue nombrado en dos ocasiones al tercer equipo ideal de la NBA a pesar de que pasó la mayor parte de su carrera ingresando de cambio. Fue galardonado como el Sexto Hombre del Año de la NBA en 2008.

“Fue algo totalmente inesperado jugar 16 años y pasar por todo lo que pasamos”, dijo Ginóbili. “Grandes decepciones, triunfos increíbles, crear el tipo de unión con los entrenadores, la gerencia, el personal y los compañeros. Ha sido un viaje increíble, mucho más de lo que cualquiera habría esperado.

Ginóbili pasó siete temporadas como profesional en Argentina y Europa antes de integrarse a los Spurs en 2002, luego de ser la 57ma selección en el draft de 1999.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here