Las transacciones comerciales entre Rusia y China han experimentado un rápido crecimiento, hasta aumentar un espectacular 30% hasta 77.000 millones de dólares entre enero y septiembre de este año frente al mismo periodo de 2017, según estadísticas de la Administración General Aduanera de China.

Las exportaciones de China a Rusia se han expandido casi el 13%, superando los 35.000 millones de dólares. Las importaciones de China desde Rusia, por su parte, aumentaron un 40% hasta 42.000 millones.

El mes pasado el comercio bilateral excedió los 9 millones de dólares.

Pekín es el mayor socio comercial de Moscú y el año pasado las operaciones con China supusieron un 15% de la actividad comercial exterior de Rusia. Los dos países esperan que el intercambio comercial llegue a 100.000 millones este año y planean impulsarlo gradualmente hasta 200.000 millones para 2024.

Rusia y China han estado utilizando el rublo y el yuan en las operaciones mutuas en detrimento del dólar estadounidense y otras monedas occidentales.

El año pasado las compañías chinas usaron el rublo para pagar el 9% de las importaciones desde Rusia, mientras que las empresas rusas pagaron en yuanes por el 15% de las operaciones originadas en China. En comparación, hace tres años las proporciones fueron del 2% y el 9%, respectivamente.

Además, Moscú y Pekín han establecido un fondo de inversiones por valor de 68.000 millones de yuanes (casi 10.000 millones de dólares) para desarrollar el comercio, las inversiones y la cooperación científica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here